Archivo de la categoría ‘Vietnam’

Delta del Mekong

Otro día más que toca madrugar, hoy nos tocaba ver un poco más del Mekong, creíamos haber visto suficiente de este río pero no! Nos faltaba el Delta…..el Mekong nace como un pequeño riachuelo del deshielo de Tibet y muere a lo grande llenando de agua miles de canales al calorcito tropical del sur de Vietnam. Mekong es el nombre guiri, aquí lo llaman Rio de los 9 Dragones, uno por cada gran canal que recorre el delta, además de ser uno de sus números de la suerte. Nos recordó un poquito a los Backwaters del Sur de la India.
No siendo muy de tours hemos hecho ya unos cuantos y si tuviésemos un poco de gracia haríamos un monólogo sobre los guías que….desagradables, chuleras, demasiado graciosos, vagos, te encuentras de todo y no mucho bueno. EL de ese día se creía una estrella de rock además de pensar que estaba más bueno que un pan. Nos dio la plasta en las 2 horas de camino hasta el embarcadero. Allí nos esperaba el primer paseillo en barco hasta una de las islas del Mekong. Todo es muy tropical, palmeras, frutales, barquitas, casitas al borde del río y mucho mucho mosquito. En la primera parada y no puede NUNCA NUNCA faltar en un tour fue la visita a una de las “fabricas” con la posterior venta de sus productos. Durante el día tuvimos la fábrica de miel, la de caramelos de coco, y la cata de frutas tropicales al ritmo de la musica local. No somos muy target, ni los caramelos, ni la miel ni la mitad de las frutas dulzonas que nos dieron nos gustaron. Lo mejor antes de comer fue un paseillo en barquita de bambú entre millones de cocoteros y palmeros que se juntaban hasta parecer un túnel. La mañana fue muy tranquilita con paseillos bonitos y paisaje precioso.
La comida fue también típica, pescado de oreja de elefante que se comía en rollitos frescos de papel de arroz, mmmmmmmmm, estaba de muerte! Para bajar la comidita paseillo en bici por la aldea que había al lado y un cafeñlillo helado antes de partir en barco rápdo hacia Saigon de nuevo. El barco ráido de vuelta nos encantó, las aldeas, el mismo tráfico del Mekong (el barco iba haciendo eses esquivando a los cargueros), la actividad de los trabajadores, los chavales saludando y bañándose y por detrás, la puesta de sol. Ciao ciao Vietnam, mañana madrugón para llegar hasta Siem Reap en Camboya. Nos ha encantado el viaje por Vietnam, es un país lleno de vida, con muchísima historia, cocina excelente, calorcito pero no tanto como en Laos y la gente, pese a que muchos dicen lo contrario, nos ha parecido bastante agradable! Esta es la portada del album.

Vietnam: Delta del Mekong

Saigon o Ho Chi Minh City

 Pongo los dos nombres de la cuidad porque yo no tenía ni idea de que tuviese dos nombres. Cambiaron el nombre al vencer la guerra y retirarse los americanos de la zona sur del pais. Aunque eso fué hace mas de 30 años, aquí la gente la sigue llamando Saigon, y es que todavía se nota la diferencia norte-sur del pais. Entre ellos se ven como vietnamitas diferentes, el norte es el vietnam mas conservador, tradicional, serio, son tranquilos hasta parecer vagos… mientras que el sur es más libertino, alegre, enfocado al negocio, el dinero…Y es que los americanos y los chinos dejaron una impronta muy fuerte en el sur donde el capitalismo creemos que nunca ha desaparecido.

La cuidad no vale mucho la pena así que Helen decidió que lo mejor sería hacernos un par de dias con excursiones y fue un acierto. El primer día nos fuimos a ver el templo Cao Dai por la mañana. El Caodaismo se fundo en 1911 y empezó com una secta que tomaba partes del Budhismo, el Cristianismo, el Islam, y el Confuncionismo. Según sus fundadores, el hombre ha tenido tres uniones con Dios. Las primeras dos a traves de Moises y de Jesucristo y la tercera a traves del poeta frances Victor Hugo, otro poeta Vietnamita y un Santo Chino…Puede parecer una milonga, pero en esta iglesia verdaderamente creen que estos son los tres santos que fueron iluminados por Dios. La religión se basa casi totalmene en el Budhismo, la creencia de la reencarnación y que se puede alcanzar el nirvana a través de una vida “recta”. Lo más impresionante es ver la misa de mediodia, donde acuden con sus tunicas blancas a rezar y cantar en el templo. El templo mas kitch del mundo no le llega ni a la altura de los zapatos a este! Los colores utilizados en la decoración y algunas de las tunicas de los obispos simbolizan a las diferentes religiones ( amarillo – budhismo; rojo – cristianismo; azul – islam), son casi vegetarianos y en un momento dado de la historia de Vietnam llegaron a tener su proio ejercito.

DSC_0314  DSC_0323  DSC_0315  DSC_0333 DSC_0337 DSC_0339 

Por la tarde y tras la comida en un bar de carretera nos fuimos a los tuneles de Cuchi. En esta zona de Vietnam está una de las bases más conocidas del Vietcong y los tuneles que construyeron para luchar contra las tropas de USA. Estába justo al lado de una de las bases de USA y los sistemas de tuneles, trampas y minas hicieron imposible controlar esta zona. Nos pusieron un video propagandistico del 68 que contaba con gracia la vida del vietcong en los tuneles y cómo las mujeres, pequeñas y trabajadoras, jugaron un papel muy importante en las guerrillas. Despues, nos fuimos de camino bajo la lluvia a los tuneles. Son tan pequeños que un soldado americano no entraba ( lo vimos con un jugador de rugby de nuestro tour) pero dentro tenian desde cocina hasta pozos de agua. Pasaban dentro todo el día y por la noche salian de sus escondites a trabajar en los campos de arroz, recoger provisiones…Ahora está todo puesto para el turista, con un tunel más grande para sentir el agobio e incluso se puede disparar con unas armas que tienen alli en un campo de tiro. Esta es la portada del album.

Vietnam: Saigon, Templo Cao Dai y Tuneles de Cuchi

  DSC_0347  DSC_0353  DSC_0355  DSC_0361   DSC_0363   DSC_0365  

Muine

Habiamos dejado la historia en el bus de Hoi An a Muine. Bueno, como os comentabamos, el bus sleeper de 12 horas  se convirtió en un bus de 20, hehhehee, asi de cachondos son en Vietnam. Además, Helen y yo elegimos las camas superiores de la primera fila del autobus con lo que durante el viaje eramos los únicos que veiamos como se las gastaba el conductor. Adelantamientos, motos, animalillos y todo desde tu litera en primera fila. Pensabamos que si pasaba algo, saldriamos volando como sputniks a traves del parabrisas delantero. LLegados y salidos de Na trang llegamos a Muine.

Es una playita cerca de Saigon y nos mereciamos un descanso, asi que nos fijamos en un pequeño hotelillo con bungalows para vivir bien. Desde la habitacion teniamos 4 metros hasta el bar, otros 4 hasta la piscina y otros 4 hasta la playa! que mas podiamos pedir! Nos dedicamos a descansar  y planear los siguientes destinos mentras disfrutabamos de la playa. Comidita con cafe bombón, ( Javi, este sería el paraiso para ti…) y ya por la tarde, nos fuimos a dar un paseillo por el Manantial del Hada. Es mas bien un riachuelo con mierdecilla que baja desde las dunas de Muine hasta la playa pero el camino es bonito y tranquilo. De vuelta, nos enganchamos a la mesa de billar ( aqui son adictos!) y nos tomamos unas cervecitas y la camita que mañana toca otro bus de 5 horas hasta Saigon.

Vietnam: Muine

Relax Tengo pescado fresco! Vietnam Paradise DSC_0239 Dunas Duna De exploradores DSC_0250 DSC_0247 El arroyo del Hada El hada del arroyo? Que es esta mierdecilla? DSC_0270 DSC_0276 Muine Playa de Muine DSC_0290 DSC_0291 DSC_0305 DSC_0300

 

Myson

Después de 4 días por Hoi An y sin visitar demasiado no podíamos pasar sin ver las ruinas de My Son, un punto clave cultural en Vietnam por tratarse de la capital del imperio Champa. Pillamos nuestra motillo, con el sol pegando fuerte y atravesamos de nuevo el lado rural de Vietnam, arrozales, aldeas, nenúfares etc, hasta llegar a nuestro destino. Las ruinas datan del 3d.c y la arquitectura es sorprendente. Tiene un lado muy Hindú-Jainista que se ve claramente en los edificios. Vuelve el culto a shiva ¿Lo recordáis? Es uno de los dioses más famosos del que no paramos de hablar en nuestro paso por la India. Los Champa eran piratillas que venían de la India y conquistaron todo el sur de Vietnam comiéndose a los Khums hasta ser derrotados por los vietnamitas. Como no tenían tierras iban mangando las que se iban encontrando a su  paso. Lo malo es que esta todo muy derruido, los americanos lo destruyeron todo en la guerra. Lo intentaron bombardear varias veces al ser un escondite del Viet Cong (Vietnamitas del sur que estaban en contra de EEUU) y como no consiguieron atinar lo destruyeron con un helicóptero.

 

Lo más divertido es el Johny y la Linga que representan la masculinidad de Shiva y la feminidad. La linga representa la masculinidad y, sí, seamos claros, es un pene gigante (hay una foto que sale Fer con la cabeza inclinada y lo veréis). Se coloca encima del Johny, una plataforma cuadrada y el conjunto hace referencia a la vida. Se vierte agua sagrada de los rios cercanos por encima de la Linga que acaba en el Johny, como la vida misma, jajajaja.

 

Todo el conjunto está dentro de la selva, con sus riachuelos, puentes, palmeras…y la temperatura a mediodía llega a pasar de los 40. Sudando la gota gorda lo recorrimos rapidito y refugiándonos del sol justiciero dentro de lo que quedaba de los templos. Están reconstruyendo muchos porque ahora es patrimonio nacional de la UNESCO (creo que llevamos unos 30 de estos hehehehe) y tienen algunas esculturas dentro a modo de museo. Empapados, cogimos nuestra motillo y nos perdimos de vuelta a casa…60 KM  de camino por una carretera en la que los camiones son lo peor que te puede pasar. El calor y las chinas que levantaban en su estela sólo hacían que las ganas por llegar a la playa fuesen a más. El resto del día lo pasamos en la playita, comiendo unos calamares fritos y algo de arroz. Nos tocaba devolver la moto y pillamos unos bocatas para el Sleeper bus que nos esperaba. Nos habían dicho que eran 12 horas, de 6 a 6, Como siempre, mentira eso era a Na Thrang! Una cuidad costera al estilo Benidorm. Fuimos inteligentes y nos la saltamos aunque dicen que tiene buen buceo. El camino a nuestro destino, Muine fueron al final 20 horas, pero es otra historia.

Myson DSC_0209 Myson y los champas Linga en Myson Un poco de culturilla DSC_0212 Sonrie Dios que calor hace! templos, templos Myson a 40º Buenos dias enana! Sleeper Bus

Hoi An

Aún no habíamos catado un viaje en bus por vietnam ási que nos tiramos desde Hué de camino a Hoi An. Las carreteras están bastante decentes aunque parezca mentira, e hicimos el camino en 3 o 4 horitas. En el bus ya llegando nos intentaron vender un hotelillo cutre, con cucarachas y encima en las afueras del pueblin, no hicimos ni caso y con el macuto a cuesta anduvimos un buen rato buscando un sitio guay en el centro. Pese al calor y al peso del macuto ya nos estaba gustando Hoi An. Helen había venido el año pasado y pese a que no tenga mucho “turismo” que hacer es un sitio guay para relajarte, descansar y darte unos buenos chapuzones. Acertamos con el hotelillo que estaba super céntrico, barato y bastante limpito.  Ya se nos hizo de noche con lo que salimos a zampar. Nos sentamos en unos puestecillos de la calle cutres pero ricos. Nuestro menu básico, arroz, rollitos, cerveza y alguna carnecita o pescadito con verduras. Esta vez creo que sí somos expertos en comida local, hemos probado casi todo. Solo nos queda tirarnos a por el desayuno tradicional, la sopa de tallarines Bo Pho (eso solo lo hará Fer). No os habíamos contado, pero aquí en vietnam en cuanto cae la noche o incluso antes, las chicas vietnamitas se visten de gala con sus mejores pijamas de flores o dibujitos horteras.  Creemos que no se lo quitan hasta la hora de comer y resultan de lo más sexi, jajaja!

Hoi An antiguamente era un puerto mercante entre China, Japón, India, Francia, Holanda…. Esto hace que el centro tenga influencia de todas partes, ves casas chinas al lado de otras europeas o vietnamitas, restos japoneses pero lo que sobre todo se respira hoy es lo acogedor de una pequeña ciudad cerca del mar y rodeada de campos y rio. Es patrimonio nacional de la Unesco y por el centro hay millones de momentos en los que solo puede irse en bici o andando. Parece mentira que esto pase en el país de las motos y más aún que ellos lo respeten! Al contrario que el resto de vietnam, es un paraiso para el turista que quiere pasear tranquilo por la ciudad sin ser atropellado por algun vehiculo. Esta es la portada del primer album de Hoi An.

Vietnam: Llegada a Hoi An

Tras el desayuno, ya tenemos sitio fijo, jajajaja (Papi es donde nos tomámos los pastelitos el año pasado) nos fuimos con la bici a darnos un buen chapuzón en el mar. Cua Dai beach está a solo 3 km y pese a no ser una playa con agua azul y paradisica nos bastó para agradecer los bañitos. Tienes puestecillos al lado en los que te venden algo de pescadito, no el pescadito frito que tanto nos gusta, pero en muchas ocasiones rico igual. Ya resfrescados nos fuimos con nuestra bici paseando tranquilamente hasta el pueblo. Nos gustó la historia del puente japonés de madera. Según una antigua creencia, existía un monstruo con cabeza en la India, cuerpo en Vietnam y la cola en Japón. Mataron al dragón construyendo este puente sobre su punto más débil pero les dió pena y ahora rezan por el monstruo en un templito que hay adosado al puente. El pueblin también tiene mil tiendecillas, no solo de farolillos y cosas típicas de vietnam, sino que las tiendas de ropita y sandalias ocupan el 90%. Puedes pedir lo que quieras, con un dibujito o foto de lo que quieres ellos te lo hacen. A nosotros nos ha dado un poco de pereza ponernos a pelearnos con ellos, decidir telas y demás, pero todo el mundo se hace su ropita a medida en su paso por aquí.

       DSC_0016   Puente Japones    DSC_0043   DSC_0029

Cuando cae la noche Hoi An se ilumina con farolillos de colores. Le gente sale a sus portales para quemar ofrendas (mola que a veces queman fajos de billetes falsos). El río tiene figuaras de dragones y bichos asiáticos también con luz y todo está decorado con gusto pese a ser medio chino. Como sorpresilla para Fer fuimos a cenar a un sitio guay guay, Brothers café en el que se puso las botas y por fin probó el pancake vietnamita que es como rollitos frescos con menta.

AL día siguiente cambiamos las bicis por motillo para buscar una playita más desierta. Llegamos hasta Danang en el intento y nos dimos cuenta de que todo está masificado con resorts y campos de Golf en construcción y no merecía la pena. Volvimos a la playita de al lado viendo que se avecinaba una tormenta y si teníamos que huir al menos estar cerquita. El tiempo se mantuvo para que nos diese tiempo a preparar esa felicitación que tanto éxito ha tenido, los 60 no se cumplen todos los días. Chapuzón para quitarnos la arena y de vuelta al pueblo que era luna llena y tocaba el festival de las velas. Todo el pueblin se cierra al tráfico, las luces se apagan y solo las velas y la luna llena iluminan la noche. Todo el mundo suelta su velita flotante en el rio y se da un paseillo en barca para disfrutar del paisaje. Nosotros no fuimos menos, también nos engañaron, jajaja! Soltamos nuestra velita y luego nos dedicamos a tirar un par de fotos…próxima adquisición, un trípode que el pulso no nos dió buen resultado.

Siesta ALguna pagoda en marble mountains We Walk! Nos posa Crab DSC_0080 DSC_0082 DSC_0085 DSC_0081 DSC_0110 China Beach DSC_0196 DSC_0119 DSC_0122 DSC_0130 Iluminado DSC_0132 DSC_0135 DSC_0147 DSC_0151 DSC_0148 Vendedoras de velas Callejuela y luna de Hoi An Thu Bon river de Hoi An Farolillos por todas partes Luna llena de Hoi An Velitas a 5000 Nice foto! Noche de las velas