Archivo de la categoría ‘Tailandia’

Railey Beach cerca de Krabi

Tras un ultimo buen banito en las Phi Phi nos embarcamos de camino a Railey Beach que nos habia recomendado Isa +1 jejeje. Este sitio no tiene ni puertecito, es como en Lembongan, te desembarcan del barco primero con un fisherman boat y luego andando en el agua hasta la orilla con el macuto a cuestas. Nosotros super acostumbrados pero la gente flipaba y mas aun los que tienen el tipico maletoncio samsonite duro y que van a un resort de Honey Moon, jajajaja! Lo peor es que llegas a una playa de Manglares con lo que el fondo es fangoso y da un poco de grimilla.

Railey Beach East

Railey es una peninsula dentro de krabi a la que solo se accede por barco. La peninsula tiene la parte este que es la playa de manglares, parte barata, y la playa oeste que es preciosa pero alojarte alli resulta demasiado caro. Tampoco es que se tarde mucho de un lado a otro, donde acaba un resort de la playa este empieza otro de la oeste. De hecho aqui no hay ni pueblo, ni mercado solo resorts que en ellos tienen las 3 tiendas de turistas con lo que necesitas. Como no, hay unos cuantos bares reggaes en los que te tiras en la arena a disfrutar de la Happy Hour.

Nuestra vida aqui ha sido muy basica, alojamiento tirado y nosotros de sol a sol en la playa. Eramos los primeros en llegar y los ultimos en dejar el agua. Jugando a las palas, dandonos banos de mil horas, paseando, leyendo, algun que otro cocktel y par de siestas, una con masaje de pinreles incluido como despedida de las islas. Es espectacular la bahia con los penotes, la vegetacion, el agua verde cristalina y encima casi ningun turista ya que es epoca super baja.

Railey Beach West

El tiempo no acompano demasiado pero aun asi nos sentimos unos suertudos. Pena que el viento y el mar no estuviesen para hacer un kayak o excursion a las playas cercanas pero aun asi lo hemos pasado como enanos. Los 6 dias que hemos pasado en las islas han sido los unicos sin lluvias. Ahora que estamos apunto de irnos esta cayendo la de san quintin! Nos vamos a Bangkok para preparar cositas antes de encontrarnos con los monzones birmanos, la que nos va a caer! Por cierto, en Birmania no existe casi internet asi que no sabemos que podremos actualizar los proximos dias protestones! Esta es la portada!

Thailandia: Railay Beach Krabi

Islas Phi Phi

 

Tras un día de sur de Bali, otro día de transito en Kuala Lumpur, aterrizamos en Phuket. Para los que viajéis por Asia, es un chollo la cantidad de low cost que hay por aquí, Air Asia, spice jet, jetstar, tigerairways etc, siempre encuentras chollos! Phuket fue una escala técnica para pernoctar antes de coger un barquito que nos llevaría a las Phi Phi paradise.

Por l zona hay millones de islas y estas nos las había recomendado mucha gente. La zona es un poco como bahía de Halong con peñones e islas por todas partes pero más esparcido y con agua cristalina. Aquí si que encuentras las típicas playas de ensueño con agua turquesa y arenita blanquita y finita. Eso sí, comido por el turismo con lo que no falta ni un chiringo de playa en el que encontrar lo que necesites.

Nosotros nos quedamos en un hotelillo en frente de un chiringo reggae de playa en un bungalow algo viejo y suciete pero con pisci! El primer día nos dedicamos a explorar un poco el pueblo y la isla, con dos playas opuestas que dejan el pueblo en medio. Esta isla es de las que desapareció con el Tsunami, entre las dos playas no hay más de doscientos metros y como mucho unos 10 de altura. Todavía se ven cosas en reconstrucción y tienen señales de alarma y evacuación por toda la isla por si vuelve a suceder…te da que pensar…sobre todo comparando los mamotretos de los hoteles con las casuchas de bambú de los locales que debieron desaparecer.

A la mañana siguiente nos embarcamos en una excursión con otros 15 guiris para hacer snorkel. Nos montamos en el Long Tail Boat, unos barcos alargados con motores que como funcionan, hélices larguísimas y que conducen con los pies. Para girar sacan toda la hélice del agua y la ponen perpendicular al barco. Cuando erres tu el que está rondando con tus gafas y tubo, da algo de miedo como manejan estos bichos. Además, no tienen ningún tipo de cuidado y menos nuestro conductor, que en la primera parada se enchufo 3 bongs de marihuana.

Phi Phi Long Tail Boat

Ese capitán sin dientes nos llevo a unos arrecifes de coral aunque el di estaba un poco movido y no se disfrutó mucho porque no se veía. Supuestamente es un punto donde se ven tiburones de bambú pero no fue así. Nos fuimos a comer a una playa paradisíaca en una isla desierta y vuelta hacia Phi Phi Le. Esta es la isla de la película La Playa. Antes vimos la laguna y nos hicimos algún snorkeling más por el camino. Helados, con el agua salpicándonos de las olas, nos intentábamos calentar un poco al sol. La que peor lo pasó fue Suzi, una coleguilla inglesa que conocimos en Phuket con su chico para compartir un taxi. La pobre se puso hasta las gafas porque el agua no le dejaba ni abrir los ojos. El fumado del capitán no sabe muy bien como hacer el recorrido y durante toda la tarde solo nos llevo a playas en sombra con lo que nunca entrábamos en calor. Además, no había quien le entendiese, solo sabía 3 palabras mal pronunciadas con su frenillo gigante…Beach, walk, sunset y move. El día fue genial, lo malo que el mar estaba revuelto y la sombra que no nos dejó gozar del snorkel y del uso de nuestra nueva cámara acuática. Os queríamos enseñar todo lo guay de debajo del mar, en otro capítulo en el que gocemos de buen tiempo será mejor. Portada.

Thailandia: Islas Phi Phi

Nochecita en el bar reggae tirados en unos cojines en la playa mientras cenamos y nos divertíamos con el espectáculo de fuego que organizan. Se pasan 4 horas que si cariocas, palos, cintas y demás juegos e fuego. Al final animan a  los turistas a que salten a la comba en llamas o por medio de un corazón de fuego con el incentivo de un chupito. Las Happy hours están por todas partes, aquí i hay alcohol hay diversión, así es Tailandia.

P6090097 Phi Phi Long Tail Boat agua aguapatos pez mua pompa2 P6090072 P6090068 P6090066 P6090044 P6100101 P6100107 P6100110 P6100111 P6100112 P6100135 P6100137 P6100147 P6100148 P6100154 P6100158 P6100161 P6100164 P6100182 P6100184 P6100193 P6100198 P6100218 P6100222 P6100225 P6100233 P6100237 P6100242 P6100264 P6100286 P6100292 P6100297 P6100299 P6100302 P6100305 P6100308 P6100309 P6100312

 

De Chaing Mai a Luang Prabang

Despues de un día de resaca en la piscina de Chiang Mai y reponiendo las pilas despues de la fiesta del agua, nos tiramos a por una aventura hacia Laos. El viaje empezo con un bus que nosotros pensabamos iba a ser de 3 horas y media y era de 8. Vamos, que no cruzábamos la frontera ese día porque al llegar estaría cerrada…. Podeis imaginaros lo empanaos que estabamos que ni nos enteramos de eso…bueno, de la hora de salida si del bus si ejeejejej. El viaje fue bien, con unos chavales tai por ahi, muy cachondo, incluso tuvimos una averia. Para pasar la espera y el arreglo del autobus nos pusieron otros videos de Karaoke. A Fer le gusto este tema Koreano que esta pegando fuerte por asia y os lo estamos pasando en verión karaoke para que lo vivais como nosotros y los asiáticos en el bus (Link). A la llegada, mariquita el último, quien no consiguiese tuc tuc llegaría tarde al guest house y le tocaria dormir en cualquier cuchitril. Cagadilla de Fer que intentaba negociar el precio con 3 tuc tucs para  25 turistas… no era fácil con lo que nos birlaron el medio de transporte y nos tocó patear hasta el pueblo y conformarnos con un guest house normalucho. El pueblo es como tijuana pero en asia, típico fronterizo, con una calle y poco más. Eso sí, los 3 bares guiris no podían faltar y en uno de ellos nos tomamos el mejor pollito empanado jamás probado! Conocimos a un Hippie de 50 años que hablaba español y nos estuvo contando sus aventuras por el mundo que no eran pocas! Había estado en la India hace 30 años, se había hecho el camino de Santiago 8 veces y este año haría la novena y en sudamérica habia estado veces incontables, era un tio muy majete! De ahí a la cama para madrugar y pasar la frontera pronto!

El paso fronterizo es de chiste, una caseta donde te sellan la salida y luego tienes que pillar una balsa para cruzar el Mekong que te deja en Laos. Para subir en la barca tienes que pasar por la playa de rio llena de arena y mojarte los pies antes de subir. Fuimos los primeros ese día con lo que pudimos cruzar rápido, el cruze son 5 minutillos nada más, se podría ir nadando! El lado de laos, 3 cuartos de lo mismo. Nos dieron la visa al momento y pudimos ir en busca de nuestro barco que tardaría 2 días navegando por el Mekong y nos llevaría a Luang Prabang.

DSC_0509   DSC_0507

Que contaros del barco….barquitos de madera que no cabíamos ni de ancho ni de largo ni de ninguna forma, calor de la leche y más de 100 turistas embarcados. Además, 3 horas en el “puerto” que no corría nada de brisa, queríamos morirnos y no habíamos ni empezado. EL día fue una matada, no sabíamos ni donde ponernos. No os hemos contado, pero había un barco rápido que tardaba 6 horas. Lo vimos pasar varias veces, la gente con casco, salvavidas y aferrados a la barandilla de seguridad con las manos blancas del frio que tenían por el agua que salpicaba. Pensamos, ¿Porque no hemos pillado ese? Luego leimos en la guía y nos dijeron los del barco que era muy peligroso porque iba muy rápido, hay muchas corrientes y sobre todo muchas rocas ocultas, vamos que cada poco hay una catástrofe. Intentamos matar horas muertas jugando al UNO y bebiendo birras como nos dijo Juanma pero se nos hizo eterno. Pernoctamos en el pueblo fantasma de Pak Beng que solo vive por y para los barcos. Hostalillo cutre con bichos asquerosos y ruidos de ratas que no nos dejaron dormir. Los dueños eran majetes! Estuvimos ahí con una pareja, el, italiano ella irlandesa y un japo. Cenamos con ellos y estuvo agradable. AL día siguiente fue menos duro aunque más horas de barco. Conseguimos cartas, con lo que echamos una buena timba. Movimos los bancos que esta vez no estaban fijos y pudimos tirarnos en el suelo. Se nos hizo más llevadero porque hacía menos calor, estaba más nublado incluso llovió.

         DSC_0520   DSC_0525   DSC_0532   DSC_0533

Eso sí, una vez llegamos no había sido para tanto y estábamos contentos. El paisaje del Mekong había sido muy bonito, ya nos lo conocemos entero, jajajajaja! Agua marrón, paisajes rocosos y arenosos, selva tropical y gentes locales. Mereció la pena 🙂 Esta es la portada!

Viaje de Tailandia a Laos

 

 

Año nuevo Thai pasado por agua

Estabamos terminando de desayunar y preparando nuestras armas para la gran guerra del agua cuando apareció una furgunetilla y nos dijeron de subir. Habiamos conocido la noche anterior a una Maria y Paco, española y frances que se nos unieron para la batalla. Pistolas y cubos en mano nos subimos un poco a ciegas sin saber donde nos ibamos a meter! Arranco la furgo y nos pusimos manos a la obra con el agua!! Estábamos nosotros cinco, un francés con su novieta china y algun que otro local! Toda la cuidad es un campo de batalla alrededor del canal. Mil cubos de agua helada, mil pistolas de agua de colores no paran de disparar! Dentro de la furgo teniamos nuestro barreño gigante de agua donde rellenar. Nos subiamos y bajabamos del pick up para empapar al resto, robarles agua o hielos y hasta tirar a alguno al canal! Nos lo pasamos pipa, ahi va el video

 

Para que veais, estamos genial y las manifestaciones de Bangkok no nos estan afectando. Saldremos del pais cuanto antes por si acaso.

IMGP3361 P4120087 P4120089 P4120090 P4120093 P4130097 P4120094 P4130098 P4130099 P4130100 P4130103 P4130104 P4130105 IMGP3376 P4130112 IMGP3368 IMGP3367 IMGP3372 IMGP3383 IMGP3382 IMGP3387 IMGP3396 IMGP3397 IMGP3398 IMGP3405 IMGP3438 IMGP3374

Día de aventurillas por Chiang Mai

Nos despertamos moliditos moliditos tras la noche de ayer…algo de resaca, sueño y vagoncetes. Aún así, teníamos que ir y en el fondo nos apetecía bastante, sabíamos que en un par de horillas recuperaríamos fuerzas.  Ya el desayuno nos dio energía y ganas de empezar el día. Primero fuimos a una especie de vivero, nada interesante, supuestamente había mariposas tropicales y muchas orquídeas pero sin más….luego empezó lo bueno. Nada más salir nos llevaron a una aldea en las afueras de Chiang Mai. Es como raro visitar como turistas un lugar así, pero tampoco te deja con mal cuerpo. Al final te das cuenta de que en Thailandia, pese a ser un país subdesarrollado, no se ve demasiada pobreza. Cierto que los chavales no reciben educación, la salud debe ser una porquería, y su vida en las aldeas no debe ser muy cómoda, pero comida no les falta. Se les ve bien nutridos y contentos. Por no hablar de las ciudades, se ven millones de Thais en bares, restaurantes, tranquilamente paseando o en moto… Vamos, que no se respira la pobreza y miseria de otros países como la India o Nepal. La aldea,  estaba hecha de casitas de madera o bambú elevadas sobre el suelo para evitar que se inunde durante la época de lluvias. Gallinas y animalillos por la calle, campesinos, y una buena selva tropical a los alrededores. De ahí, y por creemos quinta vez, nos dimos un paseo en elefante por los campos de la zona…nada del otro mundo, ya conocemos todas las facetas de los elefantes, ¿Qué nos va a sorprender? Les dimos unos platanitos esta vez para variar. Después del elefante llegó una de las mejores partes del día. Cruzamos el rio en una tirolina de jaula de metal. Luego nos hicimos un trekking paralelo a un riachuelo, selva tropical, montañas, subidas, bajadas, algún que otro animalillo.

  IMG_6529   DSC_0461

 Ya muertos de calor y con ganas de refrescarnos tras la caminata, nos cruzamos con una cascada y su correspondiente lagito. Vaya chapuzón nos metimos, encima no había nadie con lo que toda la zona era para nosotros. No nos pudo sentar mejor! Además, comimos allí un Pad Thai, favorito de Fer, envuelto en una hoja de bambú!

DSC_0477

Tras la comidita, otro baño y vuelta por el mismo caminito. Ahora llegaba la hora del rafting, la verdad es que no era ni la mitad de fuerte que el de nepal, el profesor era un paquete absoluto, pero fue genial. Cruzábamos por medio de aldeas o poblados que ya estaban festejando el año nuevo. Todos en el agua del rio, con donuts de flotador, mojándose unos a otros…otros comiendo en las orillas sobre una especie de merenderos de bambú. Todo alborotado, lleno de gente, nos dimos unos buenos baños empapando a la gente y riéndonos mucho. Fue genial ver la zona así, la verdad es que fue lo que más mereció la pena del rafting. Luego cambiamos de la barca a una balsita de bambú, el capitán iba tan borracho que hizo que Fer condujese. Fue listo, y no tardó ni un segundo en pasarle el mando a Riley con lo que los 2 disfrutamos del paseo sentaditos y bien cómodos. La primera de las fotos es la portada del album.

   Tailandia: Aventura en Chaing Mai P4120063 P4120058 P4120064 P4120057 P4120021

Volvimos a la pick up que nos llevaba, no os lo habíamos contado, pero íbamos en una pick up con lo que por las carreterillas por las que íbamos, no parábamos de recibir cubazos de agua de los chavales que esperaban en el borde para empapar a cualquiera que pasase. La que nos espera mañana, supuestamente hoy no había ni empezado.  Antes de acabar el día nos dimos un paseo por el poblado de las mujeres girafa. Llevan anillas en el cuello y van ampliando el número cada año que pasa. Al final su cuello está sujeto por arandelas doradas y bastante largo, creen que sienta bien. En realidad, son originalmente de Birmania, pero han venido a Thailandia en busca de un refugio político. El gobierno Thailandés deja que tengan tierras para que viva su poblado, y ellas se ganan la vida por medio del turismo y la venta de collares, pulseras y demás artículos que fabrican manualmente. No nos gustó tanto como creíamos, nos lo imaginábamos más auténtico, un show menos montado, no se, al final es una atracción turística más. Bueno, visto está y además nos hemos quedado con un sabor de boca increíble después del día que hemos pasado.