Archivo de la categoría ‘Nepal’

Bodnath

Después de una mañana larga y pausada y un desayuno que en cuanto veais querrías haber disfrutado, hemos salido hacia Bonath, la estupe Budista más grande de Nepal. Nos ha encantado vover a sentir el misticismo del budismo, las estupas y los fieles y monjes rezando alrededor de la estupa. En este lugar hay más tibetano refugiado de lo que hemos visto en el resto de Nepal. Al entrar a la estupa hay un cuartito con unos cilindros de oración inmensos que al girar hacen sonar unas campanas, es muy bonito. Luego hemos dado una vuelta a la estupa, en dirección contraria por error y un monje nos ha parado diciendo que ese no era el sentido. Al final nos ha llevado a su monasterio para enserñárnoslo y obsequiarnos con un pañuelo que creemos es para la buena suerte, eso nos ha dicho. Era muy raro el, pero majete. Luego nos hemos ido a dar un paseillo y hemos acabado en la azotea de un edificio tomando algo y disfrutando de la plaza que es preciosa y con mucha vida.

DSC_0223 DSC_0225 DSC_0229 DSC_0226 DSC_0228 DSC_0248 DSC_0247 DSC_0238 DSC_0236 DSC_0239 DSC_0235 DSC_0243 DSC_0233 DSC_0245 DSC_0242

Rafting de Pokhara al Parque Nacional de Chitwan

Ya algo recuperados despues de haber retrasado 2 días la salida a Chitwan conseguimos fuerzas para afrontar el día de rafting. El día consistía en llegar en bus al punto de partida, hacer rafting durante 4 horas y al terminar, los monitores nos metían en algun vehiculo dirección Chitwan. Así lo hicimos, en el bus conocimos a May, una chica de 20 años muy pequeñita que viaja sola durante 6 meses, primera compi de Rafting. Se nos hizo ameno charlando con ella y compartiendo experiencias…ella nos contaba su Treking y nosotros el cole… Lo más impresionante es que era la primera vez que salía de Europa y la tia se habia lanzado nada más y nada menos que a Egipto y Nepal por ahora, vamos, una Valiente! Cuando llegamos nos estaba esperando la otra chica que era más bien tontita….con 30 años tenía las típicas coñas de idiota que solo le hace gracia a ella y que encima su risa es lo contrario a contagiosa (que conste que es la primera vez que criticamos a alguien…por algo sera), se llamaba Becs (diminutivo de rebeca, sera mema) y era inglesa. Bueno, a lo que ibamos, el Rafting…mucho casco y mucho salvavidas pero al ser temporada seca no habría hecho ni falta. Nuestro recupera cosas o personas (safety guy) iba en Kayak y era un aprendiz que no paraba de volcar. El rio estaba bajo y los rápidos aunque divertidos, nada peligrosos. Nos quedamos sedietos de adrenalina…lo repetiremos en Thailandia.

IMGP0287

 Tambien paramos en una playita a comer y darnos un chapuzón en las aguas heladas del rio! Incluso en Nepal sin mar nos damos un baño! Después del bus local donde nos habían metido, matada del rafting y del madrugon, nos despedimos de May que se quedaba en un hotel alejado del centro mientras que nosotros decidimos buscar una habitación más barata y más cerca del parque y los restaurantillos para cenar y tomarnos una merecida cervecita. Encontrado facilmente y a la camita tras unos carbonara!

Al día siguiente, también tempranito y con las tostadas en la mano, salimos en Jeep hacia el parque donde nos esperaba un elefante para ir en busca de rinocerontes. No los vimos 🙁 pero el paseillo fue guay y si vimos a Jabalies y ciervos muy cerquita! El parque nos gustó menos que el de India, también es verdad que al ir en elefante tienes menos la sensación de peligro y ruidos extraños de la jungla! En la guia advertian que andando han ocurrido algunos ataques de rinocerontes y tigres…quisimos ser prudentes, jejejeje, o vagos…. Además dicen que en elefante ves todo, ni caso, mentira! De ahí, directos al baño de elefantes. Tras el paseo en la jungla los llevan a todos al rio para limpiarlos y te dejan darte un chapuzón con ellos si das una pequeña propina. Eso hicimos…no tardamos ni dos minutos en estar encima de un elefante que se metía en el río. Con nosotros encima el master le daba instrucciones para hacernos caer en el agua. Se sumergía, se movía a la izquierda, a la derecha, hacia atrás…como si fuese un toro de feria. La primera vez que caes al agua te cagas pensando que estas al lado de ese bicho y piensas que te va a aplastar. Pero no, luego solo disfrutas y no quieres salirte del agua nunca. Nos hicieron subir por la trompa agarrando las orejotas de dumbo y pisando su cabezota, es genial! Lo pasamos como enanos, y tragamos mucha agua de reirnos al caer. Esta es la portada, pinchad para ver el resto!

 Nepal: Rafting hasta Chitwan y Parque Nacional

Corriendo y pitando nos fuimos de Chitwan camino a Kathmandu. Cogimos el Jeep y al llegar a la carretera nos encontramos con una huelga de algún partido político que la había cortado. Todos los camiones cruzados, piedras y neumáticos quemándose en el asfalto, solo las bicis y las motos podían circular (y no en todos los tramos). No llegamos a entender muy bien quien mandaba y con que fuerza, encontrabas una fila de chavales con palos en la carretera y todos se bajaban de sus bicis y a caminar… a los 10 metros volvían a subirse y a pedalear. Nos dijeron que estábamos a 5 KM del final de la manifestación y allí podríamos encontrar un transporte a Kathmandú. Empezamos caminando y acabamos gran parte en Rickshaw (Bici-Taxi). Y aunque cada 5 minutos pensábamos que ya estábamos, el conductor que pedaleaba no paraba. Nos daba una pena. Ya no por nuestro trayecto, al fin y al cabo iba a llevarse una buena paga, sino porque lo hace todos los días y cargan a Nepalies (algunos llevaban hata 6 o 7 personas) y seguro ellos no les dan ni propina. Al final, después de un largo rato, llegamos al pueblo con tráfico y nos montamos en un Microbus. Os diremos que ya hemos utilizado todos los medios de transporte menos el cohete, el caballo y alguno más. Por fin en Kathmandu hemos llegado a nuestra suite con cama blandita!

Despedida de Pokhara

Desde nuetra salida de Madrid ha sido una de las despedidas mas tiernas y tristes. Con lagrimillas en los ojos dejamos Pohkara con el pensamiento de volver aqui lo antes posible a ver que ha sido de estos chavales porque son todos tan geniales que se merecen lo mejor! Al irnos no parabamos de preguntarnos como estaran en una semana, un mes, un año…deciros que no sólo ha sido una experiencia paranosotros sino que te das cuenta de que con muy poquito de alli consigues mucho en estos sitios. Os debiamos un video que creemos es genial y que nosotros no podemos parar de ver una y otra vez!

Por si alguien quiere mandarle cualquier cosilla o echar una manilla, ropa, material escolar, medicinas, o simplemente visitarle si en algun momento va a Nepal, os dejamos su contacto:

Binod Kummar Nepali, Buspark; Pohkara-9, NEPAL

Tfno: +977- 9804121628 ; binod_51@yahoo.com

www.peacechildorphanage.org

Ultimos dias en Pokhara

Estos días han sido especiales en cada uno de los momentos que hemos pasado aquí en Pokhara. En uno de los días, la tarde del Viernes, nos fuimos con Binod a por algunas cosas que Binod nos dijo que necesitaban gracias a una aportacion de la family en espana…se trataba de una nevera que no tenian para el orfanato!! por un precio increíble, nos fuimos a la tienda, y en media hora estabamos de vuelta. Con algo mas de dinero pudimos llenársela entera, comprar todo el arroz del mes, comprarles algunos utensilios de cocina, queso (que ninguno de ellos ni siquiera había probado nunca antes!), medicinas básicas, verdura, fruta, leche, pan, te, lentejas para dos semanas. A Binod se le saltaban las lagrimas a ver que Helen y yo le decíamos “Binod, pide lo que quieras, lo que necesites!” y no paraba de decirnos la sorpresa que había sido. Al final de la tarde estábamos destrozados de tanto cargar, de tanto ir de aquí a allí pero nos dijo: “No os vais de aquí hasta el Lunes” heheheh al final tendría razón.

Ese dia por la manana en el cole, mientras pintabamos la ultima clase, entro por la puerta un ejercito de senoritas…No teniamos ni idea de que venian a hacer. A los dos minutos vimos que los chavales salian de las clases con sus bancos y los instalaban en el patio. Era una clase entera de peluqueras que venian a pelar gratis a todos los chavales. Se notaba que eran practicas para ellas ya que los trasquilones que dejaban eran bastante gordos. No saliamos de nuestro asombro al ver el despliegue….Pelu en el cole!

 

El sábado es fiesta y los chavales van a misa desde las 9 de a mañana hasta las 2 de la tarde asi que para nosotros también fue festivo. Esa mañana la dedicamos a prepararles otra sorpresa, esta vez para los niños. Carlos, gracias por la idea! Tardamos unas dos horas en comprar y fabricar la piñata que como veréis, les volvió locos! No paraban de mirarse las manos, los bolsillos, inflar globos, averiguar como se habría o comía algunas de las chuchería. Las monedas no sabian que eran de chocolate hasta que uno la abrio y se lo enseno al resto. No parabamos de repetirles que no se comiesen todo de una tirada que les doleria la tripa, ni caso. Cuando nos ibamos una de las mayores estaba tirada en la cama sin poder moverse, jejejeje! Aqui os debemos un video que estamos intentando cargar..yoputube no nos deja por la musica y flickr porque el maximo son 90 segundos…intentamos solucionarlo y lo subiremos cuanto antes…os dejamos algunas fotillos mientras! Pinchad en esta para ver el resto!

Nepal: Ultimos dias de Orfanato y Cole

 

Fue algo bestial ver a 18 chavales gritar de la alegría al ver su primera piñata nunca. Como todos hacíamos de pequeños se tiraron al suelo, chillaron, se metían los caramelos, bolígrafos, rotuladores, chocolates dentro de los bolsillos, las camisetas, a los dos minutos estaban intercambiando gominolas, guardándolas debajo de sus almohadas…increíble!! Seguro no se les olvida en la vida como fue su primera lluvia de caramelos! Ni siquiera a Binod que tampoco dejo pasar la ocasion y consiguio un manojo de chuches. A la vuelta, la moto nos dejo tirados sin gasolina 🙁 pero nos volvimos contentisimos a casa. Decidimos que nos quedabamos hasta el lunes!

 

El domingo nos levantamos temprano (6am) con una moto nueva algo mas grande y nos fuimos de camino a  Sarangot para ver el amanecer. No llegamos. Las vistas desde alli son muy bonitas auque despues del vuelo nada nos puede ya sorprender. Eso si, disfrutamos de un te calentito en lo alto para entrar en calor. El camino de piedras para subir no era nada nada facil…. Luego fuimos a la Pagoda de la Paz Mundial donde nos encontramos con un camino peor para subir, piedras, arena, roca, cesped…derrapamos alguna que otra vez! Ahi ya notabamos que empezabamos a estar bastante pachuchos de un resfriado…una subida de 3 minutos nos costo el doble o mas. La pagoda es un templo budista encima de un monte que da al lago de la ciudad. Es muy bonito, pero tambien habiendo visto el de Kathmandu se quedaba un poco pequeno.

Nepal: Pokhara Sarangot y Pagoda de la Paz

 

 

Vuelo en Ultraligero por los Anapurnas

Una haciendose caquita por las alturas y otro gozando de la experiencia….Una imagen vale mas que mil palabras!

Esta manana, muy tempranito (6.30am) hemos salido hacia el super aeropuerto de Pokhara. No nos extrana que no os fieis ni un pelo de estos aviones, jejejeje, nosotros al principio tampoco. Hemos tenido una suerte increible porque hoy era el dia mas despejado y soleado de toda la semana (flor en el culo AGAIN).

Sorry, ayer nos cortaron Internet y nos dejaron a medias. Aqui solo tienen 6 horas al dia de electricidad en Invierno y hasta que no llueva todos a joderse.

Ya cuando te estas abrochando el cinturon empiezas a pensar que carajo haces ahi subido….por no decir cuando despega y empiezas a ver que estas a tomar por culo del suelo colgado de unos alambritos con alas que parecen de papel. Es tan poquita cosa que en menos de 50 metros el mosquito habia despegado y no habia marcha atras. Para colmo el motor no suena mas que el de una moto y a veces en el aire da la impresion de que se va a parar o romper. Que pasaria si se para el motor? Nosotros nos consolabamos pensando que era un buen planeador ya que es como un ala-delta de hecho se conduce igual.

Helen Volando

Surcando el valle de Pokhara y camino a los Annapurnas se empezaba a notar el viento y el fresquito de la sierra nevada. Te relajas un poco (Helen no demasiado, siempre estaba tensa) y empiezas a disfrutar del paisaje, puedes incluso sacar los brazos del bicho y sentir que vuelas. Nos daba miedo movernos demasiado por si desequilibrabamos al mosquito, jajaja. Todo el aparato bajaba, subia y giraba con un pequeno movimiento del timon (barra en la que el piloto se apoyaba). Lo que mas miedo daba era cuando bajaba deprisa, sentias que perdia el control y el estomago te daba cosquillitas.

El aterrizaje super suave aunque Fer pensaba que no llegaba a la pista y se iba al cesped. Casi sin darte cuenta, triste pero aliviado te encontrabas ya en tierra firme. Pinchad en la primera foto para ver el resto!

Nepal: Ultraligero por los Annapurnas  DSC_0120 IMG_5627  DSC_0141  DSC_0106  IMG_5628 DSC_0111 IMGP0277