Archivo de la categoría ‘India’

Ciao Ciao India

Que pensamos de la india…

 

Ya nos vamos de la India, 2 días en Delhi para finalizar y salimos del país…la verdad es que estos 40 y pico días han dado de sí. Estos 2 últimos, más tranquilitos y sin prisas, paseo por Chandi Chowk donde pudimos ver como empezaban a preparar el festival de agua y color (nos empeparon con globos de agua!), no pudimos ver el fuerte rojo ya que venía el presidente de Pakistán y lo habían cerrado, hemos disfrutado mucho del hotelillo que nos regalaron en reyes y poco más….Volver a dar las gracias a Arantxa y Borja, que nos han vuelto hacer sentir como en casa. Como siempre la casa repleta , Borja, el voluntario gallego cocinitas y Raquel y Carlos (ánimo con la comida India, nosotros nos dimos por vencidos!). Dejaremos este post para contar algunas cosillas más interesante de aquí.

Creo que podríamos atrevernos a decir que a no ser que seas ciudadano hindú, por mucho tiempo que estés aquí, seguirías sin entender este país tan misterioso. ¡Incluso creemos que ni entre ellos se entienden! En este post queremos recoger todo esto que nos ha sorprendido, lo que hemos aprendido y anécdotas que no hemos sido capaces de contar o transmitir en el día a día.

En la india conviven mil doscientos millones de personas con tres religiones principales y millones de castas distintas. ¿Cómo es posible que esta mezcla tan distinta se ponga de acuerdo? Las castas no sabemos muy bien como explicarlas porque cada uno te dice una cosa. Unos dicen que es por oficios, otros por clase social, otros por religión…La casta mas alta son los oradores o Brahmanes que viven de la limosna de los templos, luego están los sighs ( en realidad estos son parte de una rama hinduista pero ahora son considerados una casta) por otro lado están los Sweetmakers ( su función es hacer té y dulces), los rickshawpullers y por último, los intocables ( su función es recoger a los muertos y la mierda, y NADIE, NADIE, NADIE más puede hacerlo). Naces en una casta, juegas tu papel y mueres en el mismo punto. Mas baja es la casta en la que has nacido, mayor desprecio recibirás del resto de las castas. Incluso entre las castas bajas se tratan con desprecio. Nos contaron que a los rickshawpullers no hay que pagarles, les paga el gobierno, lo único que hay que hacer es darles una propina!!!ATENCION TURISTAS!!! El caso es que aunque no sepamos el origen de las castas y en que se basan para definirlas, te quedas con la esencia. El sistema de castas de la India es único en el mundo (¡en Nepal también existe pero esta desapareciendo!)…al final nos guste o no siempre existen diferencias sociales pero no se muestran de manera tan palpable. Una de las cosas más raras es ver como las castas altas hablan en inglés a las castas mas bajas para demostrar su superioridad. La primera vez que vimos esto era en boca de un sigh y el pilar de su religión es que todos somos iguales (contradictorio, ¿verdad?)

¿Tendrá la pobreza algo que ver con las castas? ¿O tendrá más que ver con la corrupción del gobierno? Igual también los pocos medios de control de una población que no cesa de crecer, más aun en los poblados y el campo, ayuda a que pueda ser esta la causa de que las castas sean una manera de controlar el país. El descontrol es tal que hay millones de personas sin cumpleaños, sin nombre o incluso sin estar registrados en ningún lado. No decimos que la India sea uno de los pases mas pobres del mundo, pero si uno de los que mas distinción de pobreza tiene. Además, el gobierno también es bastante corrupto y en ningún caso favorece a los necesitados; no hemos conocido a ni una sola persona que esté conforme con el gobierno. Es normal ver una zona adinerada justo en frente de un barrio de chabolas. Cerca de cualquier sitio de pasta trabaja una cantidad enorme de personas (limpiadores, sirvientes, cocineros, vendedores ambulantes y los intocables entre ellos) que deben vivir cerca para darle servicio a la torre, oficina u hotel de turno con lo que de repente se forma un poblado de chabolas al lado! En Gurgaon, que es la urbanización de lujo de Delhi, o en cualquier hotel sea de lujo o no, tienen un waiting room para los chóferes, cocineros y demás sirvientes. Aquí viven, duermen, esperan apiñados, sin intimidad, con un baño si tienen suerte, a ser llamados por sus jefes que viven algunos pisos mas arriba en lugares de lujo. Están a su servicio las 24 horas, aunque mucho de ese tiempo sea esperando, cobrando entre 2000 y 5000 rupias al mes, vamos, una miseria. Hemos visto a miles de conductores de Delhi esperando en los coches o debajo de cualquier árbol a que llegue el jefe. 

Pese a esto, estos son los que tienen suerte, las aldeas tienen oficios que dan mucho menos que esto, y muchos de ellos intentan migrar a la gran urbe en busca de trabajo en una de esas torres. Muchos se quedan a dos velas y acaban durmiendo alrededor de una hoguera en cualquier rincón de la cuidad.

No todo el mundo conoce o quiere lo mismo y la incomprensión por ambas partes es evidente. Ellos se sorprenden de nosotros tanto como nosotros de ellos. Verles felices tirados y llenos de mugre en la calle te impacta tanto como a ellos vernos comer un bocata de jamón o un trozo de pizza (que a ellos no les gusta mucho) o incluso ver como nos besamos en la calle, algo que ellos no harían nunca.

La religión es punto y aparte. No todos los hindúes son religiosos ni por mucho que lo sean lo cumplen a raja tabla, pero si sorprende lo importante que es para ellos. Los ricos que se lo saltan a la torera luego se gastan pasta en las donaciones al templo, y con eso, todo solucionado, ya esta el Brahman para rezar por ellos todo el día mientras ellos se inflan a cervezas, whisky y puros. Todos, seas cristiano, hindú o musulmán, lo demuestran abiertamente mediante adornos horteras. Por ejemplo el rickshaw o taxi de un hindú tendrá sus mil figuritas de dioses y flores en la parte delantera, la casa de un musulmán estará forrada de fotos de mezquitas y así con todo! Aun en el poblado más pequeño tendrán sus sitios de oraciones.

Cosas curiosas, diferentes y sorprendentes….te encuentras mil de esas en la India. Para empezar, los Indios están volaos…Las filas no existen, aquí es la ley del mogollón, del empujón y de mariquita el último. El té, hemos llegado a ver a uno tomarse casi 20 tés en el mismo día acompañado de 40 pitis y 7 horas de conversación telefónica. De hecho, este es el sigh que os decíamos que hablaba en inglés a los camareros, estaba con nosotros en las cabañas de la playa. Las siestas, luego dicen de los españoles….igual somos más discretos pero de estos cualquiera diría que un tercio del día se lo pasan sobando, están en cualquier rincón echándose una buena cabezada. Los despertares son graciosos, uno que está entre 2 rickshaws y uno se tiene que ir, ya dormir en uno solo es más jodido. La playa es una locura y especial al mismo tiempo; los chicos con su bañador bañándose, jugando a la pelota y bebiendo, las chicas, recatadas con su sari y hasta en el agua se meten con el, es bonito ver todos los colores por la playa. Que decir de su conducción, también es la ley de  la jungla. Se mueven entre mares de rickshaws, camiones, coches, autobuses, viandantes, carros y vacas. Las carreteras son casi autopistas, de 2 carriles pueden llegar a ser 5. Os dejamos un pequeño video gracioso:

 

 

No usan papel de baño, ellos se limpian con la mano izquierda (Siempre, con la derecha comen) y aguita con lo que si lo quieres en los hoteles lo pides. Siempre tendrás el cubo y la jarrita al lado del servicio, da un poco de asquete. Respecto a este tema, son bastante poco higiénicos. No solo en la porquería de por la calle, en su higiene personal y demás; sino el como se deshacen de ella. Amontonan la basura y sea lo que sea, lo queman en cualquier rincón. Usan mucha de la basura en Delhi para hacer hogueras por la noche.

Todo lo venden, cambian o lo que sea. Además, como no hay ni un solo rincón sin poblar, te ofrecen cualquier cosa en todos lados. Tiene gratas sorpresas, como encontrar chicles boomer de los antiguos en una tienda de Internet. O encontrarte un Mc Donalds en mitad de una carretera lejos de cualquier ciudad y ver una placa que dice: No servimos ternera en este establecimiento. La mitad de los artículos que venden en las tiendecillas están caducados pero no sientan mal hemos comprobado. Muchísima gente llega a la India y se hace vegetariano solo por ver el estado de la carne de los animales en bazares y mercados.

Aquí, cualquier occidental no es uno más, te miran, acosan y te saludan por todas las esquinas. Te piden que te hagas fotos con ellos, o te dicen que se las hagas a ellos para sacarte alguna monedilla… Muchos creen que somos dólares andantes. Los taxis o rickshaws no te pondrán el taximetro, siempre está estropeado o se negaran a llevarte, nosotros lo conseguimos alguna vez pero entonces deciden tomar el camino largo y al final te ahorras muy poquito y tardas más. Muchos chavales están educados para que vayan pidiendo por la calle y algunos saben poner muy buenas caritas, otros serán bordes e impertinentes si no les das alguna rupia.

Los viajeros también son curiosos, algunos totalmente transformados e integrados en la vida India admirando todo lo que ven, otros que la detestan por la gente y otros que van en sus coches de lujo apreciando los encantos pero fuera de todo el bullicio que tanto define al país.

Muchas palabras son pocas para describir todo lo que hemos visto, casi mejor que os vengáis en algún momento y saquéis vuestra opinión, merece la pena. A nosotros nos ha encantado, desde el mundo maharajá, sus palacios y locuras, hasta los parajes naturales, gentes y caos. Eso sí, ya tenemos ganas de salir de este ambiente tan poco relajado e ir a una ciudad y ambiente distinto. Al fin y al cabo, 2 meses regateando y peleando por 2 duros acaban agotando. Ciao ciao, nos vemos en Hong Kong.

 

 

 

Delhi: Gurgaon

Despues de la playita, volvimos a la gran city. Cogemos un vuelo de Goa a Delhi. Estuvimos en casa de Borja y Arantxa, pero Borja estaba de viaje y estuvimos con Arantxay su amiga Lara que estaba tambien de visita. La tarde se agradeció millones, cocinando comnidita rica occidental ( UNOS CARBONARA BUENOS!!!) charlando, lamando a la family. Arantxa nos esta contando un huevo de cosas que esta haciendo en el cole, colgaremos su web para echarles una manilla porque la verdad, que con poco aqui se hace mucho! Es un sitio de acogida para chavales y niños antes de que ingresen en el colegio. Esta al lado de Gurgaon, su casa y han empezado a darles el desayuno en el cole esta semana ( pan con leche y mantequilla y un huevo duro). Los niños se les ve alegres, las profes son encantadoras y se ven millones de sonrisas!! Arantxa, nos ha encantado lo que estas haciendo!

India: Delhi

Es una pena no haber podido estar mas tiempo con ellas porque nos vamos a Kathmandu. Alli no sabemos lo que haremos porque la ONG a la que ibamos parece mas un campamento de verano, ya os contaremos en breve.

Palolem Beach en Goa

Hola Chavales y chavalas, sentimo no haber actualizado el blog anrtes pero estabamos en la playita disfrutando y sin mucho tiempo ni ganas para conectarnos y coger un ordenador. Estamos en el aeropuerto de Delhi, nos vamos ahora mismo a Kathmandu. Estos dias en Palolem Beach, al sur de Goa, han sido una pequeña continuación de Gokarna. Cabañita en la playa a dos metros del mar en una playa algo mas turistica y todo el dia en remojo…Para ir a Goa cojimos un trenecillode 2 horas que nos encanto por el paisaje. Palolem es el tipico ibiza (son su fiesta, eso nos extraño) y con milones de chiringuitos en la playa. Todos con cokteles y tumbonas en la playa, aunqueestaba un pooc vacio porque ya no es emporada alta.

Uno de los dias, nos cogimos un pequeño catamarán en Panthem Beahc, la playita de al lado pero el viento no acompaño, fue un paseo tranquilo. Estuvimos mucho tiempo con TOTE, TANIA y STINA, tres suecos que ya habian estado aqui y nos enseñaron un poco el pueblo. Nos fuimos a cenar con ellos a un pub ingles (la comida estaba tan mala como en inglaterra) donde puedes cenar mientras ves una peli que elijes entre las 250 que tienen en un catalogo. Yo he pillao pulgas creo de tanta cabaña y tanta playa!

India: Palolem, GOA

Gokarna y Ohm Beach

¿10 horas nos dijeron? Fueron 14 en total. Una matada desde Mysore hasta Gokarna en un bus de línea con 500 paradas. Había momentos que parecía el camarote de los hermanos Marx. En un bulle de 52 personas viajaban más de 100 con lo que esto conlleva, entra, sale, atraviesa el bus lleno con mil y un bultos (miles te daban en la cabeza), el revisor tardaba más de 10 minutos en cobrar a todos los pasajeros y luchar de nuevo para llegar a su sitio. Por fin llegamos! Rickshaw y a Ohm Beach. El primer sitio estaba lleno pero tampoco tardamos demasiado en encontrar una cabañita en la playa por 150RPS (2euros) y una cena increíble con los pies en la arena. Raque, nos ha encantado el sitio, no es el Dragon Café, es el Dolphin Café, pero todos son del mismo palo. La verdad, aquí siempre tienes los pies en la arena, en el suelo del cuarto también; de hecho había un agujero súper extraño que tirabas arena y se colaba justo debajo de la cama, parecía ser de algún animal, no nos hemos atrevido a poner el colchón en el suelo por muy dura que estuviese la cama porque nos daba miedo. Kiki y Christian, no se que narices hacéis que no estáis aquí, os fliparía el sitio.

No se trata de una playa con aguas cristalinas y arena blanca y fina, pero si es una larga playa de arena con salientes de rocas, es bonita, muy salvaje y con muy buen ambiente. Hay mil y un chiringuitos  con comida y bebida las 24 horas.

Hoy a Fer no había quien le moviese, día de vacaciones 100%. Desayuno con toda la calma, mini paseo por la orilla, largos baños, comilonas y mucho relax en las hamacas mientras leíamos y hacíamos fotos durante todo el atardecer. Jita, no  ha parado de sonar Bob Marley y nos hemos acordado de ti, el CD (o cassette) lo han puesto como 5 veces seguidas! Lo de las vacas no tiene ya ni nombre, están por todas partes, sin ni siquiera darte cuenta las tienes a menos de 2 cm de ti.  Nos han acabado echando de la hamaca.  Volviendo a la puesta de sol,  ha sido espectacular aunque la nube al final nunca puede faltar.

Se deben de dejar el cuello

 

En nuestro segundo día hemos cogido un barquito después de desayunar y nos hemos ido a Paradise Beach…menudo chasco nos hemos llevado en parte, porque la playa de paradisíaca no tiene mucho o nada. La comunidad hippy que hay aquí es enorme, es donde mas europeos o “westeners” hemos visto de toda la india, todos tiradetes comiendo fruta al solecillo! Aquí la gente y el ritmo son diferentes, nada de tiendas, de agobios ni nada que no sea estar de relax, bañarse un rato y dar algún paseo. Eso es lo que hemos hecho nosotros. Tras llegar a Paradise Beach y darnos un bañito, después del barquito de pesca, nos hemos puesto las sandalias y a patear de vuelta. No es un camino largo pero si complicadete, por el borde de la costa, a través de rocas y algo de jungla, con unas vistas increíbles en las que el verde de la selva y el azul del mar se unen en el rompeolas. Hemos pasado también por Half Moon Beach, si chavales, aquí también tienen una playa de Media Luna, pero nada que envidiar a la del parque de cabo de Gata en mis tierras en Almería!!! En esa playa también a caído un buen chapuzón, y vuelta a pie hasta nuestra playa, Ohm Beach, la mejor de las que hemos visto sin duda. Nos hemos cambiado de hotelillo a uno con cabañitas que tienen un baño y ducha para irnos de aquí mañana limpitos y en condiciones, y bueno, para poder hacer una colada en condiciones… heheheheh!

Aquí lo que nos sorprende es el miedo al mar, con carteles que te advierten del peligro del mar diciéndote que ni siquiera te bañes que pones en peligro tu vida y de los ladrones cuando se hace de noche. “No andes por los senderos cuando cae la noche por el peligro de los ladrones” dicen.

 

Tercer dia, al final no nos hemos ido, hemos alargado nuestra estancia! Hoy hemos visto el otro lado de la bahia, Curtle Beach y Gokarna pueblo. Estan preparando el pueblo para una fiesta con unos carros de madera gigantes de 500 anos de antiguedad. Son 4 calles, es mas bien una aldea, pero muy tranquila y acogedora! EN la playa de Curtle estaban rodando una peli de Bollywood, no hemos visto mucho, solo Indios durmiendo bajo los reflectantes que usan para la iluminacion. Nuestra playa, seguimos pensando que es la mas bonita, hoy estaba hasta arriba de Indios por ser sabado. Es bonito verlas a ellas pasear con los Saris de colores por la playa,  mientras ellos se beben lo mas grande y juegan al cricket hasta no poder mas. En un paseillo hemos visto a un indio croqueta….nos hemos parado a ver si respiraba y nos han dicho sus colegas que simplemente estaba pedo. Tirado en el suelo en calzones, rebozado entero en arena les hemos dicho q le diesen agua y ni cortos ni perezosos han cogido una botella con agua salada del mar (no podia ser mas marron) y se la han enchufado en la boca a modo biberon. Estan volaos!

Pd: Mami, te pongo en el album la foto con la boca cerrada que querias…mil intentos para conseguir algo decente, no se estar con ella cerrada!

India: Gokarna y Ohm Beach

Fer mas light! Desayunito Gocho DSC_0492 DSC_0493 Dolphin cafe, nuestro hogar! DSC_0495 DSC_0496 DSC_0503 DSC_0504 muuuuuuuuuuu Buah, perfect! Agustito DSC_0517 Ohm beach II Ohm beach DSC_0521 DSC_0522 mmmmmm, que poco duraste desde que llego la vaca DSC_0527 DSC_0534

Mysore

Después de 10 horas en un sleeper bus llegamos a Mysore; eran las 3 de la mañana y nos disponíamos a buscar hotelillo para pasar lo que quedaba de noche. Como siempre, caracterizados con una estrella en el culo, no tardamos (solo fueron 2 intentos) en estar debajo de unas sabanitas blanquitas y a 5 min andando del palacio (nuestro motivo principal de la visita). Menos mal que Fer siempre se empapa las guías. Dormimos como leones ese día, que menos, por una vez que encontramos una cama blandita en la india!

Tras el copioso desayuno en la terracita de arriba del hotel decidimos empezar nuestro día. Primero a la estación de bus, teníamos que saber el horario del bus a Gokarna, nuestro próximo destino y solo un bus al día. Al final salía al día siguiente a las 6 de la mañana con lo que teníamos todo el día por delante. Primero palacio, que decir de el, nada especial, las fotos de la guía son muy vistosas. Eso si, nos rechifló que nos contasen la historia por los cascos como en Johdpur. Resulta extraño porque es un palacio de un Maharajá que construyo en 1912 (por ahí) después de que se quemase el original. Encima, la parte antigua no te dejan verla, esta cerrada para la familia. Como todo maharajá de esos años, estaba fascinado por Europa y el palacio contaba con ascensor, agua corriente y demás cosas extrañas en la época. Como muchos, ostentoso y hortera a más no poder. Otra vez las habitaciones parecian una tarta, muy pastel!

El resto de la ciudad tampoco es un sitio que nos fascinase, típico bazar, el de frutas si era bonito, compramos un libro (EL Tigre Blanco que da la visión del lado pobre de la India) y más que nada paseamos. De hecho la ciudad era tan poco inspiradora, y el bus salía tan pronto que cenamos en la habita viendo Spiderman III.

Tuvimos bastante coña de nuevo, al haber llegado el día anterior a las 3 de la mañana, el check out era a esa hora del día siguiente. Pagamos una noche y dormimos 2 medias, a las 5 de la mañana y saltando por las cabezas de diez indios, que siempre duermen en el suelo de la recepción, salimos para coger nuestro bus.

India: Mysore