Santiago de Chile

Llegamos a Chile por el pueblito de San Pedro y nos quedamos ya de piedra al ver los precios de las cosas. Esto es Chile chavales asi que habrá que tener cuidadin con lo que se gasta si no te quieres llevar un susto como en Nueva Zelanda. Es un pueblin en mitad del desierto de Atacama y aunque hay cosas que ver como los geisers del Tatio y el valle de la luna, nosotros nos dedicamos a recuperarnos de Uyuni (4 días durmiendo solo 4 horas) y a pensarnos como viajar o que hacer de ahora en adelante. Decidimos hacernos un bus de la muerte, 22 horas, hasta Santiago y saltarnos el norte de Chile y de Argentina. Engañamos de nuevo a todos y con la espalda como los andes llegamos a Santiago de Chile. Estábamos super motivados para alquilar un coche entre 5 y hacernos camino hasta el Sur y poder movernos a nuestro aire. En Santiago solucionamos lo del coche y nos fuimos al centro, paseamos el centro y vimos la plaza de armas…Llegamos al mercado donde se puede comer pescado y marisco por unos 10 euros con un vinito. Al salir nos hablaron de la Piojera. Es uno de los bares o picadas en los que la gente queda a tomar “Terremotos” al son de las guitarras y coros de “ahy, hay, hay, hay! Canta y no llores!” El ambiente es puramente chileno y con dos guiris en el grupo fuimos la atracción de la tarde. Nos lo pasamos teta y no paraban de acercársenos gente para hablar, dar consejos, hablar de comida, política…

Con un par de terremotos y sin atrevernos con la replica (bebida de después de los terremotos) nos fuimos a la expo de Katia en el Museo Solidaridad Salvador Allende. Sois comunstas? – nos decian en el bar. Es una colección muy buena que durante la dictadura se saco del país y volvió no hace mucho. Allí nos esperaba LA ARTISTA (link) Era una expo surrealista que hacia mucho hincapié en el aspecto político del museo, con poesía y alguna que otra lágrima por parte de los asistentes que  sufrieron la represión. Allí se respiraba un aire especial, con las ultimas palabras de Salvador Allende antes de suicidarse en el Palacio de la Moneda escritas bien grandes en la pared! Portada.

Chile: Santiago

A nosotros nos encantó la experiencia, el vinito y la comida. Luego cayo alguna cerveza más y a casita que nos íbamos a Valparaiso mañana temprrano!

2 Comentarios sobre “Santiago de Chile”

  1. katia dice:

    Lo mejor de la muestra obviamente ustedes, lo mas surrealista creo que fuimos nosotros no?

  2. Fer dice:

    Hehehehh, claro, lo mejor es haber podido disfrutar del pequeño mundo de artistas surrealitas!

Comentar