El Perito Moreno

Mientras Fer pasaba la resaca durmiendo Helen se empapó un libro entero para matar las 26 horas de bus hasta El Calafate. Este pueblin turistico con parrillas, chocolaterías, tiendas de souvenirs y montañismo en liquidación no es más que un “campamento base” para todos aquellos que visitan el famoso Perito Moreno. No hay gran cosa que hacer si no estas en el hielo pero tampoco resulta desagradable pasear por sus 3 calles esperando el momento de ver la mole blanca. Al principio íbamos a quedarnos en el sur algo más que una semana pero al ver los precios de las excursiones y ver que si ibas a todos aquellos lugares espectaculares de la zona te dejas más de la mitad del presupuesto del mes se nos quitaron las ganas. De todas formas, teníamos un plan alternativo muy bueno con lo que adelantamos el vuelo a Buenos Aires. La verdad es que ese billete tiene mucha historia….lo pillamos haciendo una trampilla en Lima comprándolo como residentes Argentinos pero con número de DNI español (salía unos 80$ más barato que si éramos extranjeros; casi el doble de precio). Al llegar a Argentina leímos en la guía que esa trampilla nos jugaría una mala pasada al embarcar cuando te sacan la dolorosa indicando la diferencia que tienes que pagar. Agobiados nos presentamos en una agencia de aerolíneas a modo despistados a ver si colaba y coló. Según su sistema, la diferencia era tan solo de 2 pesos y por ese dinero no nos pondrían problemas. No cabíamos en nuestro gozo! Los argentinos son muy majos con lo que cambiando el billete volvimos a echarle morro al asunto; sabíamos que con la tarifa económica los cambios se pagan pero nuestra estrellita nos acompañó de nuevo y nos hicieron el cambio por la cara! Estamos encantados con esta compañía, hehehehe!

Nos despertamos por la mañana y nos forramos de térmicos, preparamos el picnic y caminito al glaciar. Era la segunda vez en el año que nos disponíamos a caminar sobre el hielo pero esta vez el sitio era aún más espectacular. Cuando el autobús hace una curva y divisas el inmenso glaciar tus ojos no dan crédito de lo que estás viendo. Antes de la caminata por el hielo nos paraban en las pasarelas que te da una buena perspectiva de toda la zona norte del glaciar. La niebla cubriendo las montañas, el hielo y las montañas verdes hacen del lugar un paisaje muy especial!

PB151407

 

Lo que más le gustó a Fer fue un pedazo enorme de hielo que cayó creando una ola y un ruido que se escuchaba a kilómetros de distancia. Miles de pedacitos pequeños caían sin parar. Este glaciar es el único del mundo que al crecer durante el año con las nevadas topa contra la costa del lago y hace que no corra el agua entre el lado sur y el lado norte. Por la presión del agua se va derritiendo la parte inferior del hielo hasta crear un puente. En un momento dado del año este puente se derrumba y al parecer es un espectáculo. En nuestro grupo había señoras mayores y una de ellas entendió mal las explicaciones creyendo que este derrumbe natural lo hacían excavadoras con el fin de crear un buen espectáculo y estaba convencida de que se estaban cargando el glaciar, muy cómica ella, jajajajaja! Es de los pocos glaciares que no se está derritiendo ya que la zona de creación de hielo es mayor que la zona de pérdidas.

A bordo de una embarcación cruzamos al lado sur del glaciar para poder subir al hielo desde allí. Crampones en mano y a caminar. Pese al glaciar ser más espectacular la caminata era mucho más fácil que la de Nueva Zelanda. Portada.

Argentina: El Perito Moreno

Pena no haber podido hacer el Big Ice en el que estás el doble de tiempo en la nieve pero por el doble de pasta. Los guías se ganaron muy bien el pan del día a modo niñeras con el grupete de señoras del estilo Las trillizas de Oro. Lo bueno era que a nosotros nos dejaban a nuestro aire y podíamos hacer un poco lo que nos diese en gana! Como recompensa al acabar, whisky con hielo de glaciar y alfajor.

 PB151409   PB151411

El día una vez más había sido genial por no hablar de la parrillada barra libre que había en el hostalillo nada más llegar. Fer se metió nada más y nada menos que 3 filetones, 3 chorizos, ensalada, lentejas y papas. Ese día el hostalillo estaba ambientado con lo que conocimos a un grupo de entre argentinos, españoles, australianos, holandeses y belgas y salimos todos juntos a la marcha argentina del sábado noche. Fue muy divertida la noche.

El día siguiente nos lo tomamos con tanta calma…..dormir hasta las mil, buena comida, compritas de chocolates y un detallín para llevar a Borja y Celia (se casan y nos han invitado a una casita que han alquilado en BBAA) y de despedida una buena, buenísima cena, en un restaurante llamado Pura Vida. Con los polares en la basura y preparados para el calor subimos emocionados al avión dirección Buenos Aires.

2 Comentarios sobre “El Perito Moreno”

  1. concha dice:

    Se os ve con la carilla mas reonda,creo que las parrilladas os estan haciendo efecto.Espero que BBAA os guste tanto como a nosotros,QUIERO UNA CASA EN PALERMO SOHO.fijaros en los nombres de las tiendas de alli son graciosisimos.muchos besos.

  2. Fer dice:

    Hey Concha! claro que se nos notan, y las provoletas, las ,dialunas, el dulce de leche, todo! pero eso…lo estamos dando todo!
    por cierto que nosotros tamvien hemos tenido casita en Palermo Soho!! y tenemos vunas historias…l tigre no esta nada mal!

    un abrazo!

Comentar