Archivo de septiembre, 2009

San Cristobal de las Casas

Tras 6 horas de conducción agresiva entre badenes, puertos de montaña y adelanto de camiones llegamos a San Cristóbal de las Casas, uno de los lugares  que más ansiosos esperábamos. Es un pueblin lleno de casas de colores, mucha zona peatonal y todo muy cuidadito y limpito. No hay ni una sola calle en la que no se encuentra un bar digno de entrar y de probar y el lado europeo de vinos, cafés e incluso tapeo está a la orden del día. Eso sí, la altura dejó a unos cuantos perjudicados y tras una comilona con vinito, un paseo con postre en mano y un cambio de ruedas, Fer calló enfermito enfermito en la cama. El termómetro marcaba 39 y os diremos que ha sido el primer susto gordo que hemos tenido desde que en enero salimos de España. José no perdonó y decidió descubrir la vida nocturna de esa ciudad tan encantadora. Acabó con gente local que según el eran zapatistas y pasó una noche al más puro estilo mexicano. La primera es la Portada

Mexico: San Cristobal de las Casas y pueblos indigenas  IMG_1448

En esta ciudad bohemia se estaba rodando uno de los culebrones más importantes del momento y cada día se utilizaba una esquina para rodar la toma. Los actores estaban por todas partes, se les reconocía a la legua, todos con sus pintas de chuletas o ellas con el lado coqueto exponenciado al 15.

Al día siguiente Fer nos sorprendió a todos habiéndose recuperado de su fiebron de la noche anterior. Pese a que un poco cansado, tenía fuerzas y ganas de visitar las pequeñas aldeas indígenas que se encuentran a poca distancia de San Cristóbal, San Juan Chamula y Zinacantan. En estas aldeas habitan pueblos indígenas muy ligados a la religión cristiana y a sus costumbres. Cierto es que el turismo hace que hayan perdido un poco su autenticidad, aunque no su carácter, y encuentres por todos lados vendedores de artesanías y ofrecimientos a ver sus talleres. A José no le pareció nada auténtico puesto que se imaginaba poblaciones perdidas y casi casi que en taparrabos. No le culpamos, algo parecido nos pasó en Sapa, pero al final te das cuenta de que el hecho de que tenga afluencia turística también hace que estos poblados tengan más fuentes de ingresos.  Al resto nos encantó, el mercado, las iglesias, los bailes tradicionales que practicaban en las puertas de las mismas e incluso el ritual religioso. Dicen, y eso hicimos, que no les gusta ser fotografiados ya que creen que el objetivo les roba el alma, un poco contradictorio con la cantidad de postales que vendían de ellos mismos en sus labores y atuendos cotidianos. Dentro de la iglesia se mezcla el cristianismo y sus propios santos. Rezan a la luz de las velas y sentado en el suelo recubierto de pino inflándose a Coca Cola o bebidas gaseosas ya que asi eructan y eso hace que expulsen sus males. No había ni curas ni sacerdotes, eran oraciones personales. Los enfermos van allí a rezar creando un pequeño altar con velas en el que degollan a una gallina como ofrenda a un dios mezcla entre el cristianismo y el indígeno.

IMG_1506  IMG_1508

Por la tarde y tras otra buena comilona con su siesta consecutiva, visitamos alguna iglesilla más y dimos otro paseillo por la ciudad. Pronto acabamos en una vinoteca inflándonos a vinos y tapas y charlando y riendo sin parar. José volvió a no perdonar mientras los4 abuelitos nos fuimos como niños buenos a nuestra camita.

IMG_1524

Al día siguiente dejábamos con pena la ciudad dirección Tuxtla en la que cada uno tomaría una dirección para volver a juntarnos en el DF. Hicimos una pequeña parada a mitad camino para visitar el cañón del sumidero. Nos embarcamos en una barquita y recorrimos en ella toda la parte baja del cañón. La anécdota que más nos gustó es que en el pico más alto (1200m) cuando la conquista del pueblo Español en estas tierras, los indígenas se dejaban caer al vacío con tal de no ser esclavos de los españoles. La caída no era ninguna tontería. Muchos pajarillos, monos y cocodrilos adornaban la escena de cortados y vegetación. El paseo en barca  fue súper agradable. Primera portada 2º album

Mexico: Cañon del Sumidero  IMG_1566

Palenque, ruinas y cataratas

Como todos los días, planeamos levantarnos a las 6, pero unas margaritas dieron al traste estos planes y eran las 10 cuando nos disponíamos a salir rumbo a Palenque. 10 horas de ruta atravesando toda la selva de Chiapas y sus poblados. Todo iba sobre ruedas, valga la redundancia, hasta que nos topamos con la “supuesta e incorruptible autoridad Mexicana”. Atravesando un pueblo de cuyo nombre no quiero acordarme, un ciclomotor, más ciclo que motor, y con medio metro de policía montado en el, nos pide que paremos a un lado. A nuestro gran choffer Josefo Angulo, parece hinchársele la carótida al tiempo que baja la ventanilla. Una distinta opinión sobre la velocidad a la que cruzábamos por el pueblo de aquel “sherif” y su amenaza de quitarle a José su carnet de conducir, termina con la mediación diplomática de nuestra anfitriona María quien acordó en 800pesos (40€) el precio de la extorsión. En vivo y real, en directo, una de las vergüenzas de este país. Mientras, dentro del coche Fer y Elena tratan de retener al pitbull en que se ha transformado José al grito de “me lo cargo, me lo cargo…”. Incidentes culturales aparte llegamos exhaustos y al anochecer a Palenque.

Encontramos unas asequibles cabañas fuera del pueblo en plena selva, donde la poblada vegetación de Chiapas escondía monos ahulladores,  tucanes, sapos…

Al día siguiente, visita a las increíbles ruinas de Palenque, una maravilla de la cultura Maya. Se comenzaron a construir en el 100 ac y su época más importante fue durante el reinado de Pakal y su hijo durante los años 600 y 700d.c. Lo más impresionante no es solo imaginarse el color rojo con estucas amarillas y azules de la época, sino que tales pirámides se construyeron sin rueda, animales ni poleas. Fichad las fotos para flipar igual que hicimos nosotros.  

Mexico: Palenque, ruinas y cataratas

Portada arriba

IMG_1342 IMG_1323 IMG_1335 IMG_1377 IMG_1325

Cuando el día ya contaba 12 horas, el calor y la humedad hacen la visita asfixiante, momento idóneo para catar las cataratas de Misolha y Agua Azul. Esta última toma su nombre del agua color turquesa en época de verano, aunque estos días, deberían cambiarlo por Agua Marrón por arrastrar todo el barro de las lluvias.

P9070790  P9070796  P9070800  P9070806  P9070808  P9070812

2 noches en Palenque y ya estamos otra vez cogiendo el coche (otra vez tarde…) y enfrentándonos a 6 horas de carretera secundaria y de montaña, donde perros, gallos vacas, cerdos o indígenas de 5 años se cruzan al menos despiste. Por si esto fuera poco, el camino está sembrado de baches estratégicamente repartidos a las entradas y salidas de los poblados y aquí un poblado se forma por 3 cabañas. Eso va minando nuestra paciencia y sobre todo los amortiguadores, embrague y rueda de nuestra “bala roja”. Al llegar a San Cristobal de las Casas, una de ellas muere y nos deja tirados.  

Thanks a Javi y José por la aportación en el Blog!!!!!!

Paraiso en Tulum

 Las ruinas de Tulum nos recibieron con un sol de justicia, cómo diría Matías Prats de una tarde de toros, pero animados por ver algo de cultura autóctona nos pusimos a ello. Nos las imaginábamos más grandes pero el lugar no puede tener más magia. Este es el único enclave maya pegado al mar, y menudo mar! Las murallas de 3 metros protegían los templos, observatorios y palacios de los nobles al mismo tiempo que el mar les permitía actuar como puerto comercial. El comercio de la sal en pequeñas canoas transcurría desde Belice hasta Cozumel pasando por aquí. El mar azul baña dos calitas dentro del recinto arqueológico y tiene uno protegido para la puesta de huevos de tortugas y otro para bañarse. Pensar como desde aquí observaban las estrellas y realizaban sus rituales hace unos 800 años no deja de impresionarte, ¿Que pensó Cortes al ver esta cuidad cuando llegó? Portada

Mexico: Tulum y Reserva de Xian ka an

Por cierto que no hemos comentado que la peli de Apocalipto de Mel Gibson  aquí en México se retiró del cartel porque decían no respetar la realidad. No le dedicamos mucho más a las ruinas aunque no nos saltamos nada y nos despedimos de las iguanas y el sol para ir a buscar donde quedarnos. De nuevo primera línea de playa en Luna Maya, un hotelito pequeño con buena gente. Lo mejor fue oír a Helen gritar ¡Pero que tiene Paella! Resultaba que el dueño es un valenciano y la carta era mejor que la del otro día! Arroz a banda para cuatro, con alioli a discreción y una sonrisa en la cara del que lleva sin tomarse un arrocito más de ocho meses. Ahora tocaba la siesta a la sombra del cocotero que soportase nuestra hamaca mientras se iba el sol. Un último bañito y a salir a cenar por ahí. El segundo día fue más de lo mismo pero en las espectaculares playas de Xian Kan. Es un parque natural al ladito de Tulum con corales, tortugas, manglares y cenotes. No pudimos hacer mucho allí porque había medusas., pero de vuelta a la calita del hotel nos desquitamos y pasamos dos horas largas debajo del mar.

Luego llegó la tormenta que no falta a su cita de las ocho y la salida de la luna llena que parecía haberla enviado Monctezuma para despedirnos de la riviera. Cañitas y margaritas en Zamas, un restaurante a sólo 20 metros con los mejores tagliateles y margaritas, muchos margaritas para aliviar el picante de los totopos , el pico de gallo y el chile habanero. Acabamos en un localillo del pueblo, con unos bailoteos electrónicos, y nos dimos un bañito final en pelotillas a la luz de aquella luna.

Tormentas nocturnas  Tormenta en luna llena

Playa de Paamul y Cenote Azul

Nos fuimos con mucha penita de Playa del Carmen pero teníamos por delante más riviera maya que disfrutar. En esta ocasión nos paramos en Paamul. Es una pequeña comunidad de yankis y canadienses que están acoplando sus caravanas a la construcción de palmas local que se llama palapa. Ocupan una calita maravillosa llena de palmeras cocoteras. Nuestra habitación en primerísima playa!! Teníamos los pies llenos de arena y dentro de la habitación, media playa.

playa paalum

Despertar por la mañana fue sentirse como Robinson Crusoe viviendo en la playa. Javi el pobre se puso malito y decidimos quedarnos otro día mientras se recuperaba el 60% del contingente. Nosotros decidimos hacer una visita  a un cenote. Son piscinas de agua fresca, algunas con grutas que pueden extenderse metros  y metros con agua cristalina. Hay millones de pees, grandes, raros  y todo rodeado de vegetación. Al que fuimos nosotros era muy pequeño, con poca gente pero teníamos acceso a dos de ellos. El segundo con dos grutas en las que nos daba hasta miedin bañarnos. No queremos dejar de contaros la cena, en un bar de carretera a la altura de Puerto Aventura. Por unos ocho euros cada uno nos tomamos el zumo de un litro de mil frutas con la mejor comida y el mejor mesero de todo México. Recuperados todos, salimos hacia nuestro próximo destino, Tulum. Portada!

Mexico: Paamul y Cenote Azul

Playa del Carmen

Recien llegaditos a Playa del Carmen nos volvió a guiar un angel hasta nuestro hostalillo del TUCAN! una maravilla a solo 100 metros del mar y con unas cabañitas al rededor de la piscina! Esa noche nos fuimos a dar una vuelta rápida y pronto a la piltra que estabmos de resaquilla. Nos esperaba al día siguiente una playa maravillosa y espectacular. Nos dirigimos directamnte al local que nos habian aconsejado Lola y María y menudo sitio! Camitas al estilo ibicenco, una barra con camareros a menos de 20 metros, una piscina con jacuzzi y lo mejor de todo, un mar azul turquesa que parecía no acabarse nunca. Arena blanca de nuevo y una comida de cara al océano que nos quitó el hipo. Portada

Mexico: Playa del Carmen

Qué más contar de este lugar además de que arrastramos a Javi y Maria a cenar a un bar español en una azotea de gusto exquisito en el que disfrutamos de un bocata de jamón, croquetas y tortilla de patatas! Al día siguiente Javi y Maria fueron a cozumel mientras nosotros repetíamos el día anterior tras unos recados en  balde, jajaja!

Puerta de Playa del Carmen IMG_0870 El Chiringo Wewalkers IMG_0883 No no no Caribe Esto es vida! IMG_0897 Agua Piscina Yepa! Somos los mas cool el caribe IMG_0947 Salta conmigo Esto me encanta Comida El mar es...turquesa Palitas la pareja hispanomejicana Jose esta rojo Relax Siesta con libro Bajo el mar... Una pacifico Puro Mexico Playa del Carmen Pescadores de playa del Carmen En la azotea con un bocata de jamon