Agnes Waters y 1770

Nos pegamos una pequeña palicilla de coche porque quisimos llegar a Agnes Waters, muy recomendado por todo el mundo. De camino hicimos una parada en Rainbow Beach, el nombre nos hizo pensar que estaría muy guapa pero sin más…nosotros no tenemos 4×4 para meternos por la playa entre las olas y ver las dunas así que… cafetito y pista de nuevo. Nos perdimos por el caminillo un par de veces asi que cuando llegamos el camping estaba hasta la bandera (aquí tienen vacaciones los coles durante estas dos semanas). Lo mejor fue encontrar un camping cerca de la playa por sólo 5 dólares la noche con baños y barbacoa! Nada mas legar nos quedamos estancados en la arena hehehehehe mañana ya veríamos.

Fue pronto cuando el RANGER apareció y nos despertó para cobrarnos con la legaña y el pijama puesto! Desayunito con toda la calma en la playa y luego salimos par ver que se podía hacer por el pueblo, nos informamos de cómo visitar la barrera de coral  llegaos de chiripa a una clase de surf que acababa de empezar. Menudo personaje el profesor! Un tío de unos 50 que parecía embarazado de 12 meses embutido en una licra de leopardo rosa! Me parto la caja, este tio de donde sale? Parecía un bailarín de circo al hacer sus demostraciones de cómo subirse a la tabla, como remar! Para colmo al tío se le iba la perola y no hacia mas que hablar del flow, de notar la energía… hheheheeheh, luego pillamos la tabla y al agua patos! Nos encantó estar haciendo surf y aunque Fer es menos pato que Elena, disfrutamos de luchar contra las olas para ponernos de pie. Dos horitas de esfuerzo y el frío empezó ha hacer mellita pero alguna pared que otra merecido la pena. La última de la serie es la portada!

         Esperando....   1   2   3

         4   5   Casi 6...   Heladito, me salgo!

Comimos en la BBQ y nos enteramos de que no teníamos excursión para la mañana siguiente a la barrera L En estas conocimos a Peter, un colgao del surf que no trabaja y vive en una tienda de campaña viendo los días pasar y haciendo surf. Nos contó que aquí el paro no tiene fin y aunque te den menos pasta se puede vivir de él el tiempo que quieras. Medio resignados por la excursión pero con las ganas de volver a intentarlo, nos fuimos a alquilar una tablas para ir a trabajar nuestro surf un poco más. El mar no acompaño y con más frío y sin tanta ola no lo gozamos tanto. Nos metimos de lleno en el mundo picnic y con un compi holandés hicimos una barbacoa de las que hacen historia con crepes de postre y todo! Por la tarde nos dedicamos a los quehaceres, la colada, llamar a Kiki para su cumple y conseguir hablar con ella en San José, intentar subir fotos al blog…Sorry chavales pero aquí Internet no es tan fácil y no siempre tenemos batería o electricidad…

Buenos días   P7140194

Las buenas noticias, iríamos a la excursión al día siguiente a Lady Musgrave, el punto más sur de la barrera de coral.

Comentar