Hoi An

Aún no habíamos catado un viaje en bus por vietnam ási que nos tiramos desde Hué de camino a Hoi An. Las carreteras están bastante decentes aunque parezca mentira, e hicimos el camino en 3 o 4 horitas. En el bus ya llegando nos intentaron vender un hotelillo cutre, con cucarachas y encima en las afueras del pueblin, no hicimos ni caso y con el macuto a cuesta anduvimos un buen rato buscando un sitio guay en el centro. Pese al calor y al peso del macuto ya nos estaba gustando Hoi An. Helen había venido el año pasado y pese a que no tenga mucho “turismo” que hacer es un sitio guay para relajarte, descansar y darte unos buenos chapuzones. Acertamos con el hotelillo que estaba super céntrico, barato y bastante limpito.  Ya se nos hizo de noche con lo que salimos a zampar. Nos sentamos en unos puestecillos de la calle cutres pero ricos. Nuestro menu básico, arroz, rollitos, cerveza y alguna carnecita o pescadito con verduras. Esta vez creo que sí somos expertos en comida local, hemos probado casi todo. Solo nos queda tirarnos a por el desayuno tradicional, la sopa de tallarines Bo Pho (eso solo lo hará Fer). No os habíamos contado, pero aquí en vietnam en cuanto cae la noche o incluso antes, las chicas vietnamitas se visten de gala con sus mejores pijamas de flores o dibujitos horteras.  Creemos que no se lo quitan hasta la hora de comer y resultan de lo más sexi, jajaja!

Hoi An antiguamente era un puerto mercante entre China, Japón, India, Francia, Holanda…. Esto hace que el centro tenga influencia de todas partes, ves casas chinas al lado de otras europeas o vietnamitas, restos japoneses pero lo que sobre todo se respira hoy es lo acogedor de una pequeña ciudad cerca del mar y rodeada de campos y rio. Es patrimonio nacional de la Unesco y por el centro hay millones de momentos en los que solo puede irse en bici o andando. Parece mentira que esto pase en el país de las motos y más aún que ellos lo respeten! Al contrario que el resto de vietnam, es un paraiso para el turista que quiere pasear tranquilo por la ciudad sin ser atropellado por algun vehiculo. Esta es la portada del primer album de Hoi An.

Vietnam: Llegada a Hoi An

Tras el desayuno, ya tenemos sitio fijo, jajajaja (Papi es donde nos tomámos los pastelitos el año pasado) nos fuimos con la bici a darnos un buen chapuzón en el mar. Cua Dai beach está a solo 3 km y pese a no ser una playa con agua azul y paradisica nos bastó para agradecer los bañitos. Tienes puestecillos al lado en los que te venden algo de pescadito, no el pescadito frito que tanto nos gusta, pero en muchas ocasiones rico igual. Ya resfrescados nos fuimos con nuestra bici paseando tranquilamente hasta el pueblo. Nos gustó la historia del puente japonés de madera. Según una antigua creencia, existía un monstruo con cabeza en la India, cuerpo en Vietnam y la cola en Japón. Mataron al dragón construyendo este puente sobre su punto más débil pero les dió pena y ahora rezan por el monstruo en un templito que hay adosado al puente. El pueblin también tiene mil tiendecillas, no solo de farolillos y cosas típicas de vietnam, sino que las tiendas de ropita y sandalias ocupan el 90%. Puedes pedir lo que quieras, con un dibujito o foto de lo que quieres ellos te lo hacen. A nosotros nos ha dado un poco de pereza ponernos a pelearnos con ellos, decidir telas y demás, pero todo el mundo se hace su ropita a medida en su paso por aquí.

       DSC_0016   Puente Japones    DSC_0043   DSC_0029

Cuando cae la noche Hoi An se ilumina con farolillos de colores. Le gente sale a sus portales para quemar ofrendas (mola que a veces queman fajos de billetes falsos). El río tiene figuaras de dragones y bichos asiáticos también con luz y todo está decorado con gusto pese a ser medio chino. Como sorpresilla para Fer fuimos a cenar a un sitio guay guay, Brothers café en el que se puso las botas y por fin probó el pancake vietnamita que es como rollitos frescos con menta.

AL día siguiente cambiamos las bicis por motillo para buscar una playita más desierta. Llegamos hasta Danang en el intento y nos dimos cuenta de que todo está masificado con resorts y campos de Golf en construcción y no merecía la pena. Volvimos a la playita de al lado viendo que se avecinaba una tormenta y si teníamos que huir al menos estar cerquita. El tiempo se mantuvo para que nos diese tiempo a preparar esa felicitación que tanto éxito ha tenido, los 60 no se cumplen todos los días. Chapuzón para quitarnos la arena y de vuelta al pueblo que era luna llena y tocaba el festival de las velas. Todo el pueblin se cierra al tráfico, las luces se apagan y solo las velas y la luna llena iluminan la noche. Todo el mundo suelta su velita flotante en el rio y se da un paseillo en barca para disfrutar del paisaje. Nosotros no fuimos menos, también nos engañaron, jajaja! Soltamos nuestra velita y luego nos dedicamos a tirar un par de fotos…próxima adquisición, un trípode que el pulso no nos dió buen resultado.

Siesta ALguna pagoda en marble mountains We Walk! Nos posa Crab DSC_0080 DSC_0082 DSC_0085 DSC_0081 DSC_0110 China Beach DSC_0196 DSC_0119 DSC_0122 DSC_0130 Iluminado DSC_0132 DSC_0135 DSC_0147 DSC_0151 DSC_0148 Vendedoras de velas Callejuela y luna de Hoi An Thu Bon river de Hoi An Farolillos por todas partes Luna llena de Hoi An Velitas a 5000 Nice foto! Noche de las velas

 

8 Comentarios sobre “Hoi An”

  1. David Insua dice:

    Hola Viajeros!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Pedazo de experiencia viajar around the world!!!! Que bonito tanto farolillo junto, en India hacen algo similar……

    En cuanto a lo del tripode, no es mala idea!!!

    A seguir viajando y mostrandonos el viaje!!1

    Besos desde España, en este domingo de Camarote…

    David Insua, Becario Dominguero & Camaroteño…….. =D

  2. mariades dice:

    impresionantes las fotos y la historia… !!!
    disfrutad cada segundo del tiempo q os resta… =)
    besaZos andaluces!!

  3. Helen dice:

    Para no perder costumbre igual soy una mal queda, pero danos una pistilla de quien eres que con el mail nos hemos quedado sin saber!
    Aún así, genial que nos sigas, eso siempre nos encanta!

  4. Helen dice:

    Nuevo en el blog! jajajaja!
    y nosotros perdidos con tu descripción!
    Llevamos 4 mesecillos y quedan otros 5 y pico más para seguir contando historias 🙂

  5. David Insua dice:

    Soy un oyente del Camarote =P Me llamo David…encantado =D!

  6. Carins dice:

    tuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!! a ver si te alimentas un poco que te estás quedando sin tufliyasssssss!!!!!!!!!! ;P …Es keggggggggggg!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Besiyos de mis partes a ambos!

  7. Fer dice:

    ah!! encantado entonces de conocerte nosotros tambien a ti! no sabiamos el nombre de programa de radio y por eso no te ligábamos a nada. Esperamos que te guste el blog y lo disfrutes. Te aventuras tu también a hacerte un viaje?

    saludos!

  8. Fer dice:

    Guarris so guarris, jajajajaja!
    Joe que si estoy alimentada, más que nunca!
    Besillos de las nuestras!
    Muaks

Comentar