Segundo día en Shanghai

Contentos por tener el día libre y entero para nosotros pero tristes de ser el último día que pasaríamos todos juntos. El día nos salió increiblemente bonito! La mañana fue todo lo más, lo más rápido y lo más alto. Primero nos subimos a uno de los trenes más rápidos del mundo que une el centro con el aeropuerto. 431Km/h que se dice rápido chavales! Cuando te cruzas con el que viene de frente solo escuchas un ruido como un trueno, la gente se excita y en un pestañeo desaparece. ¡Visto y no visto ni la cámara lo captó! Las curvas son lo más divertido, se inclina y parece que vuela. EL tren es magnético y sin ruedas, y los coches de la autopista paralela parecen que vayan marcha atrás. A la vuelta fuimos más despacio porque no a todas las horas del día alcanza la velocidad máxima (flor en el culo por haber pillado el último de la mañana con esa velocidad). Más de una (Pili y Helen) se cagaron encima cuando se enteraron de que en realidad el tren volaba sobre los rieles “Nos lo llegan a decir y no subimos”.  De ahí a la city a subir a lo más alto de Shanghai en uno de los ascensores también más rápidos. Subimos al piso 88 de la Jinmao Tower. EL edificio tiene forma de pagoda y es el segundo más alto de la ciudad. Lo más impresionante es ver los 55 pisos de caida a través del lobby del Hotel Hyat. ¡Vaya vértigo! Cruzamos el rio, esta vez sin escuchar los consejos de Rocio fuimos en Ferry y llegamos al malecón donde hoy, sí que sí, teníamos una vista increible.

Shanghai      Esta es la portada del album!

Disfrutamos el buen día y las vistas con un paseo rico y una cervecita al solete. Luego nos fuimos de nuevo a Nanging RD de camino a Peoples Square para comer en el Mocca (Museo de Arte Moderno). Encontramos que era una terrazita con vistas al parque y decorado con mucho style modernillo. Para acabar el día y no olvidarnos de los pinceles, decidimos ir al barrio de los pintores y las galerias (Moganshan Road o M50). Algunos deseaban que Pili se quedase allí pero no hubo suerte, jajajaja! Todas las galerías están dentro de una zona industrial pero totalmente reformada con mucha gracia. Marisa, esta cuidad es increible, cuando nos volvemos contigo?

Ahora viene la peor parte, la despedida, todo ha pasado muy rápido, como el tren bala, ha sido visto y no visto y ya estamos despidiéndonos en el aeropuerto. Casi que más dura que la despedida de madrid salimos hacia Pekin. Solo espero que volvais pronto allí donde esté y disfrute de estar con vosotros y conocer más cositas a vuestro lado. ¡¡¡¡Mil gracias por venir!!!!!!

 

DSC_0793

3 Comentarios sobre “Segundo día en Shanghai”

  1. Laura dice:

    Hasta a mi se me saltan las lágrimas por la despedida!!!! Que “os quiten lo bailao”…. Y es que claro se os ve asi tan tristes a todos en las fotos en esos sitios que claro 😉
    Que sepais que nos hemos sentido un poquito parte de vuestro viaje cuando escuachamos el buzón de voz….¡¡¡para felicitar a Carlota!!!! MIL GRACIAS. Ella sopló su velita como una campeona y os espera crecicendo y aprendiendo a andar…
    Cuidaos Mua Laura

  2. Helen dice:

    jajajaja, ya soplando velas y andando, q rápido crece! mandame fotillos! Ya ves, del suyo nos acordamos, jajajaja, es la enchufada, es lo que tiene!
    Vente a vernos tu también! Un besazo muy muy grande!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  3. Fleur dice:

    Meilleure famille!

    J’espère que tout se passe encore et toujours de mieux en mieux, je vous embrasse tous très fort et pense à vous ++++++

    Faites les fous!

Comentar