Archivo de marzo, 2009

Segundo día en Shanghai

Contentos por tener el día libre y entero para nosotros pero tristes de ser el último día que pasaríamos todos juntos. El día nos salió increiblemente bonito! La mañana fue todo lo más, lo más rápido y lo más alto. Primero nos subimos a uno de los trenes más rápidos del mundo que une el centro con el aeropuerto. 431Km/h que se dice rápido chavales! Cuando te cruzas con el que viene de frente solo escuchas un ruido como un trueno, la gente se excita y en un pestañeo desaparece. ¡Visto y no visto ni la cámara lo captó! Las curvas son lo más divertido, se inclina y parece que vuela. EL tren es magnético y sin ruedas, y los coches de la autopista paralela parecen que vayan marcha atrás. A la vuelta fuimos más despacio porque no a todas las horas del día alcanza la velocidad máxima (flor en el culo por haber pillado el último de la mañana con esa velocidad). Más de una (Pili y Helen) se cagaron encima cuando se enteraron de que en realidad el tren volaba sobre los rieles “Nos lo llegan a decir y no subimos”.  De ahí a la city a subir a lo más alto de Shanghai en uno de los ascensores también más rápidos. Subimos al piso 88 de la Jinmao Tower. EL edificio tiene forma de pagoda y es el segundo más alto de la ciudad. Lo más impresionante es ver los 55 pisos de caida a través del lobby del Hotel Hyat. ¡Vaya vértigo! Cruzamos el rio, esta vez sin escuchar los consejos de Rocio fuimos en Ferry y llegamos al malecón donde hoy, sí que sí, teníamos una vista increible.

Shanghai      Esta es la portada del album!

Disfrutamos el buen día y las vistas con un paseo rico y una cervecita al solete. Luego nos fuimos de nuevo a Nanging RD de camino a Peoples Square para comer en el Mocca (Museo de Arte Moderno). Encontramos que era una terrazita con vistas al parque y decorado con mucho style modernillo. Para acabar el día y no olvidarnos de los pinceles, decidimos ir al barrio de los pintores y las galerias (Moganshan Road o M50). Algunos deseaban que Pili se quedase allí pero no hubo suerte, jajajaja! Todas las galerías están dentro de una zona industrial pero totalmente reformada con mucha gracia. Marisa, esta cuidad es increible, cuando nos volvemos contigo?

Ahora viene la peor parte, la despedida, todo ha pasado muy rápido, como el tren bala, ha sido visto y no visto y ya estamos despidiéndonos en el aeropuerto. Casi que más dura que la despedida de madrid salimos hacia Pekin. Solo espero que volvais pronto allí donde esté y disfrute de estar con vosotros y conocer más cositas a vuestro lado. ¡¡¡¡Mil gracias por venir!!!!!!

 

DSC_0793

Shanghai

Llegamos a Shanghai, la ciudad más moderna de toda china. Según cuenta la leyenda, esta ciudad que antiguamente era un pueblo de pescadores, se creó cuando dos dragones peleaban por una perla gigante que se ha trasnformado en el símbolo de la ciudad. En realidad, sabemos que esta ciudad empezó a tener importancia en el siglo XIX cuando llegaron los británicos. Era, junto con Hong Kong, el punto de venta de opio que los británicos traían de la India. A los chinos esto no les gustaba nada, solo traían opio y se llevaban la porcelana y el té. Por eso en 1842 estalló la primera guerra del opio. Desde enonces, y mientras Shanghai estuvo en manos de los británicos, la ciudad estaba dedicada a las drogas, prostitución, esclavos…una ciudad de deprabación donde los europeos venían a ponerse morados. Con la llegada de Mao la fiesta se acabó y los chinos empezaron a poner orden en la ciudad. Desde hace 10 años, y para darle en las narices a lor británicos, esta ciudad se ha transformado en la Perla de Oriente; siendo una ciudad cosmopolita, moderna, internacional y punto de referencia par china. EL crecimiento es exagerado, se acaba un rascacielos cada 2 días. Se trata de una carrera entre la ciudad puramente China y la colonia Inglesa de Hong Kong. Solohay que ver las fotos para darte cuenta de que estás en el futuro; tienen la antena de televisón más grande de todo asia y 2 de los 4 edificios más altos del mundo.

DSC_0743

Nada mas llegar a Shangai fuimos directos al templo del Budha de Jade. Es un templo budista dedicado a 2 de las 5 estatuas de jade que trajo un monje budistea desde la India. Aquí nos explicaron bastantes cositas del Budismo, nos ha picado el gusanillo y nos hemos puesto a indagar. El budismo nace cuando un principe indio dejó todo y se dedicó unicamente a la meditación. En un parque de la india fué donde encontró la iluminación total llegando al Nirvana y conviertiéndose por tanto en Buda. Buda no es una persona ni un dios, sino cualquier persona que llega al Nirvana; por lo tanto, el principe Indio (Sidartha Gautama) no es Buda, sino el primero en llegar a ese estado y por tanto es conocido como el Buda Histórico. El budismo es por tanto una religión sin dios, unicamente se basa en las reglas de la meditación (sutras). El Nirvana es el estado más algido de la meditación y donde acaba la misma. No hay hambre, ni sueño, ni necesidades, ni ideas, ni falta de ideas, no hay nada, pero tampoco falta nada, es el cese de TODO, según el budismo, es la felicidad más pura. Hay muchas escuelas , entre ellas la de los Lama en el Tibet, y tres grandes ramas Theravada, Mayahan y Vajrayana que se diferencian entre otras cosas en como se llega al Nirvana y com leen e interpretan los sutras. Ahi va esa clasecilla de religión, seguro os ayuda a ampliar esa culturilla general gentuza…menos mal que no hemos ido al Tibet!

Bueno, al lio con más de Shanghai, eso, que visitamos otro templo más y nos fuimos al Jardín del funcionario que está en mitad del casco viejo. Para acceder a la casa tienes que pasar por un puente de 9 zig zags que sirve para ahuyentar a los malos espíritus. ¿Os hemos aburrido ya? ¿O quréis que os contemos algo de los números chinos? Bueno, lo dejaremos para otro momento! Este jardín era de un fncionario corrupto que se hizo construir un dragón alrededor de toda su mansión. Al ser el símbolo del eperador este se picó y lo degradaron a lagarto cortándole 3 dedos de cada zarpa. Es otra jardín más de los muchos que hemos visto, con piedras, lagos, árboles milenarios y demás cosas que tanto gustaban a esos pirados.

DSC_0731

Por la tarde fuimos al malecón, EL Bund, donde la niebla nos dejó sin poder ver la típica imagen de Shanghai con sus rascacielos que todos esperábamos. Luego nos dimos un paseillo por Nanjing Road (foto de arriba), se nos congelaron hasta las ideas de la rasca que hacía y decidimos entrar en calor en el tunel sicodélico que nos recomendó Rocio. Menuda chufa!!!!!! Aunque la foto sea muy vistosa, era una patata para niños al puro estilo chino hortera. Cenita en el restaurante M para celebrar el día padre y al hotel ya moliditos y congelados.

 

Suzhou

Cogimos nuestro primer tren de China camino de Suzhou, según Marco Polo, la “Venecia de Oriente” y segunda ciudad más bonita de China, nosotros no opinamos lo mismo (igual ha cambiado mucho perdiendo mucho de su encanto). Lo primero que visitamos fue la Pagoda Inclinada del Tigre. Para llegar a ella tienes que atravesar un jardin repleto con mas de 500 bansais de todo tipo. Segun estos chinos, el arte de los bonsais es originario de Chiba y no Japón. Subiendo la colina del tigre pudimos ver la única pagoda no reconstruida con más de 900 años. Lo curioso es que hace 400 empezó a inclinarse y tuvieron que poner peso en uno de sus lados para que hiciese equilibrio y así no se cayese. Ahora mismo desde el eje central está inclinada unos 2,5m y subir arriba está prohibido vaya a ser que se caiga. Cuenta la leyenda que el fundador de la cuidad fue enterrado debajo de ella y de la colina del tigre con un tesoro de 300o espadas que cuida un tigre blanco.

De ahi, tras otra comidita china nos embarcamos para navegar  por los canales en barquito. Nos llevaron por toda la zona vieja ya que en la moderna han destruido los canales para que circule el tráfico. Es bonito, pero se ve muy pobre y algo sucio…sin encnato, parecen acequias en algunos tramos. Tambien nos desembarcaron para pasear un mercadillo (comprar más pinceles, esta vez gigantes como brochas) y nos dieron un bollito local que nos supo a gloria. Nos hizo gracia que Jose Luis, un valenciano del grupo que habia probado todos los bichos y comidas raras en Pekin, fuese el único que no se atreviese con el!!! heheheh que habría visto? No os lo hemos comentado, pero el grupo con el que viajabamos eran muy majos y divertidos, sobre todo 4 parejillas jovenes que se sentaban a nuestro lado en el bus y con los que nos hemos reido mucho!

Luego nos llevaron al Jardín del Pescador; cuando en China se habla de un jardín en realidad se refieren a toda una casa o villa con sus jardines. El dueño era un alto funcionario que se convirtió en ermitaño y se refigió aqui para huir de la politica y el alboroto de la cuidad. Nos explicaron algunas cosas de los jardines, como que tienen que utilizar los 3 elementos; flores, agua y roca. Todos estan diseñados según el Feng Sui, desde las puertas y entradas hasta donde se sentaban los dueños ( mirando a la puesta de sol), las visitas o sirvientes. La puerta de entrada es espetacular pues es la fachada de la casa hacia la sociedad, muchas veces diseñaban antes la puerta que el resto. Vas pasando de un cuarto a otro en un laberinto que te deja ver otros patios con nuevos paisajes repletos de cerezos y magnolios, estanques con carpas y curiosas rocas.

       DSC_0688     DSC_0695

Cada habitación tenía un uso diferente, la recepción para los palanquines, la sala de los hombres, la de las mujeres que era más oscura, una biblioteca con casi 1000 libros (unabarbaridad para la época) y pagodas alrededor de los estanques. En esta sala había un poema de amor que decía: “Xin Xin, Mu Mu, Chao Chao”, Te amo por la noche y por la mañana; aunque en español tiene una traducción de “Te amo por la noche, Ciao Ciao por la mañana”

Ya por la noche paseamos por los alrededores del hotel. Vuelven a tener calles feas con milones d eluces horteras y puentes o monumentos color pastesl que parecen fallas. Derras del hotel habia una calle con miolones de terracitas con puestos con todo tipo de mariscos y peces vivos en la calle. Esta vez no nos atrevimos con ellos pero vamos mentalizados para probar esto y mucho más en Pekín.

DSC_0660 DSC_0696 DSC_0698 DSC_0702 DSC_0664 DSC_0676 DSC_0667 DSC_0669 DSC_0673 DSC_0672 DSC_0674 DSC_0677 Canales de SUzhou DSC_0684 DSC_0688 DSC_0695 DSC_0694 DSC_0729 DSC_0731

Hangzhou

Hangzhou es la ciudad más bonita de China según Marco Polo y muchos artistas y pintores de su época. Se conoce por su gran lago en el centro de la ciudad que se llama Lago del Este. Es el lago más famoso de China y hasta los emperadores se lo copiaron en el palacio de Verano de Beijing para poder disfrutarlo. No nos extraña nada, si pudiéramos lo haríamos igual ya que el lago y sus alrededores eran preciosos, mucho parque, pagoda, terracitas y bien iluminado conociendo las horteradas que se dan en este país.

DSC_0569_2

La primera tarde paseamos y comimos al lado del lago mientras se ponía el sol. Ese día toco Pizza Hut, el hambre nos pudo y no queríamos comida china. Eso sí, nos tocó una camarera muy cortita pero muy cachonda. Andaba con pasos chiquititos y no paraba de confundirse al traernos vasos de agua, calientes, en taza, lo que fuese menos mineral y con hielos. El resto de la tarde la dedicamos a pasear hasta llegar al Barrio Antiguo. De camino pasamos por un mercadillo nocturno, fue cachondo, eran todos jóvenes popis chinos como los londinenses de los años 60. EL casco viejo stá totalmente reconstruido ya que se destrozó en la guerra pero aún así sigue estando decorado con gusto y encanto. Ahí vimos un Budha Feliz dorado enorme con millones de minni monjes jóvenes que trepaban por encima suyo. Paseamos las tiendecillas y puestecitos, había una calle de Nepal que nos trajo muchos buenos recuerdos. Llevamos tantos días sin poder actualizar el blog y a un ritmo de locura que ni nos acordamos del resto de la noche, no sabemos ni si cenamos, y si lo hicimos, se queda sin contar.

Al día siguiente tuvimos el paseillo que no puede faltar en el lago, lo malo, mucha neblina con lo que las orillas no se veían con claridad. Era curioso, rascacielos por un lado, parque por otro, pagodas y en el centro varias islitas que nos recordaron a la antigua china. Después disfrutamos cantidad con un paseo genial por el parque de las carpas de camino al Parque de la Cueva del Dragón amarillo. Aquí los parques están perfectamente cuidados, tienen miles de piedras, los cerezos estaban en flor….aún así, a veces parececn bocas de metro con la cantidad de chinos que hay paseando por ellos. ¡Vimos un pavo real blanco que no habíamos visto nunca!

DSC_0600 DSC_0620

En el parque de la cueva del dragón amarillo hay miles de buhdas tallados en las rocas que te acompañan durante todo el paseo en la subida hacia el templo del Alma Escondida. El paseo no puede ser más bonito, además de los budhas hay un riachuelo, cientos de poesías talladas en la roca, cascaditas, una cueva gigante y tanto verde y flores que se te olvida que estás en el centro de una ciudad tan grande. Todas las ciudades, pese a que sean súper desconocidas para cualquiera de nosotros, cuentan con 6, 10, 12 o 15 millones de habitantes. Con el paseo y el lago esta ciudad ya nos había convencido más que cualquier otra de China que hubiésemos visto. Al final del paseo llegamos a un templo taoista donde nos explicaron el Chi que dice que la energía no se destruye, solo se transforma, el Jing y el Jiang que hace referencia al equilibrio y algunos otros básicos del Taoismo. Es un templo muy frecuentado y había miles de fieles rezando en todas las esquinas. En una de las salas había 500 estatuas de algunos sabios y nos lo pasamos bien comparándonos y encontrando parecidos (las orejas de unos, las panzas de otros, las arrugas de un tercer sabio…) para luego volver a bajar por el parque con algo más de tiempo.  No os creáis que solo comemos en pizza hut, las comidas organizadas entre medio de las visitas no pueden ser más chinas que incluyen el pato redondo giratorio en el centro, el arroz y los 2 o 3 platos que no tenemos ni idea de lo que son. Las cosas con color verde fosforito siempre se quedan sin tocar.

Por la tarde fuimos a la enésima pagoda, la de Las 6 Armonías, construida para controlar las mareas del río y el macareo que forman las mareas al entrar en el mar, creían que se trataba de algún demonio. Como siempre nos subimos los 7 pisos para ver las vistas y al bajar pensamos que no subiríamos a ninguna otra…las vistas no eran especiales y la pagoda por dentro más bien fea. Eso sí, nos lo pasamos genial por los jardines haciendo el chorra y salieron fotos cachondas! Pinchad en esta foto que es la portada del album.

China: Hanghzou

Tras negarnos todos a la visita al museo del té, nos dejaron en el hotel y cada uno siguió por su cuenta! Nosotros fuimos directos a por un café de Starbucks y bollitos de la panadería de al lado para comérnoslo en una repisita del paseo en frente del lago.  No se si pareceríamos gitanos o que, pero a todos nos supo a Gloria! Más paseo, visita a Carrefour donde por fin encontramos cola cao de verdad (eso sí, tiene un poco regustillo chino) y alguna comprita más guay que siempre cae con una visita de los padres, jajaja. En busca de un restaurante guay vimos a cientos de chinitas en mitad de una plaza haciendo un aerobic/baile. Es curioso la cultura de calle que hay y la cantidad de gente que se apunta a este tipo de cosas. AL ver el alboroto de lejos Pili creía que se trataba del botellón de la entrada del garito, jajajaja! Ese día encontramos un sitio guay del paraguay para cenar. En mitad del parque a la orilla del lago un italiano de rechupete. Esa zona también era muy agradable para pasear aunque al salir ya matados nos volvimos al hotel.

Guilin y Yanshuo

Guilin ha sido nuestra próxima parada. Es una ciudad a los alrededores de las típicas montañas chinas de muchos picos (farayones caústicos de la misma formación que la bahía de Halon) que aparecen en muchas de las imágenes o dibujos del país. Esta incluso en los billetes de 20Y. Nada más llegar visitamos una cueva Flauta de Caña de estalactitas y estalagmitas, nada que contar ya que es como cualquier cueva del estilo pero con iluminación China hortera.

DSC_0538

Guilin es otra ciudad moderna con 4 lagos y las montañas bordeándola. Para conocerla y tener una imagen de la ciudad, nos dimos un paseo en barco de noche. ¿Os acordáis de la atracción de Small World en Disney World? Pues es igual! Es todo un escenario adaptado al turismo con luces de colores y espectáculos que se encienden cuando pasa por al lado un barco de turistas. También tienen réplicas en miniatura de muchos puentes famosos del mundo con la escusa de que los chinos no pueden viajar y así al menos lo ven; esto hacía más extraño aún el escenario. Primero nos pararon en la caza de cormoranes para verles como pescan, se meten unos peces gigantes en el gaznate, luego varios puentes y más paisaje iluminado y al final, 2 escenarios de cara al lago, uno con bailes y otro con ópera china, se apagaron cuando nos fuimos. Pese a que parezca disneyland, el paisaje es muy bonito y tiene 3 pagodas con más de 800 años de historia con auténtico sabor chino. De día y sin tanta iluminación quiscth el lago es más bonito y vivido. Por la mañana usan las orillas para hacer Taichi o Gimnasia, por la tarde para jugar a las cartas o algún juego chino e incluso hay una islita para los enamorados que no tienen para ir al cine que puedan pasear. Cuando lo ves desde el barco parecen extras del escenario puestos ahí adrede. Paseillo por las callejuelas luego, cenita y vuelta al hotel.

Al día siguiente salimos en barco hacia Yangshou. Teníamos muchas ganas ya que nos habían dicho que era de los lugares más espectaculares y auténticos de China. El paseo hasta allí genial ya que pasábamos por las montañas caúsitacas y resulta increíble. Nos dio rabia, nos     quedamos sin batería en la cámara y no conseguimos la foto de las montañas que queríamos. Pasamos por enfrente del paisaje del billete de 20Y! Eran 4 horas de trayecto y echamos de menos unas sillitas en la cubierta para disfrutar del paisaje con una cervecita al sol. Comimos abordo y luego desembarcamos en Yangshou. Nos recordó a Pohkara o Pushkar un poco. Con muchas callejuelas con mercaditos además de un paisaje sorprendente. Pese a ello, vuelve a ser demasiado turístico, en vez de miles de chinos había miles de occidentales por las calles. Eso sí, nos quedamos con ganas de más, no queríamos irnos a la hora que tocaba.

Nos las prometíamos felices después de la India y la verdad es que no todo fuera de ese país es el paraiso en cuanto a comida. Preferimos los chinos españolizados a los auténticos. Para cenar nos fuimos a un restaurante local. Para pedir ya fue complicado, nadie habla inglés y nos tuvo que ayudar un chinito que estaba sentado al lado. Cuando ya habíamos pedido no teníamos ni idea de lo que nos iban a traer. Luego resultó ser aceite con pescado,  amago de gambas gabardina con cáscara, mole de berenjenas y cuello de cerdo….todos hambrientos atacamos la pastelería que estaba al lado. Lo único chino que esta bueno es la cerveza por ahora y unos pinhitos de pulpo que probamos por la calle. Mañana prometemos foto del desayuno.

China: Guilin y Yanshuo

DSC_0538 DSC_0553 IMGP0212 IMGP0216 DSC_0563 IMGP0217 IMGP0223 IMGP0224 DSC_0561 IMGP0225 IMGP0215 DSC_0558 IMGP0232 IMGP0230 IMGP0233 IMGP0235 IMGP0238 IMGP0239 IMGP0243