Mysore

Después de 10 horas en un sleeper bus llegamos a Mysore; eran las 3 de la mañana y nos disponíamos a buscar hotelillo para pasar lo que quedaba de noche. Como siempre, caracterizados con una estrella en el culo, no tardamos (solo fueron 2 intentos) en estar debajo de unas sabanitas blanquitas y a 5 min andando del palacio (nuestro motivo principal de la visita). Menos mal que Fer siempre se empapa las guías. Dormimos como leones ese día, que menos, por una vez que encontramos una cama blandita en la india!

Tras el copioso desayuno en la terracita de arriba del hotel decidimos empezar nuestro día. Primero a la estación de bus, teníamos que saber el horario del bus a Gokarna, nuestro próximo destino y solo un bus al día. Al final salía al día siguiente a las 6 de la mañana con lo que teníamos todo el día por delante. Primero palacio, que decir de el, nada especial, las fotos de la guía son muy vistosas. Eso si, nos rechifló que nos contasen la historia por los cascos como en Johdpur. Resulta extraño porque es un palacio de un Maharajá que construyo en 1912 (por ahí) después de que se quemase el original. Encima, la parte antigua no te dejan verla, esta cerrada para la familia. Como todo maharajá de esos años, estaba fascinado por Europa y el palacio contaba con ascensor, agua corriente y demás cosas extrañas en la época. Como muchos, ostentoso y hortera a más no poder. Otra vez las habitaciones parecian una tarta, muy pastel!

El resto de la ciudad tampoco es un sitio que nos fascinase, típico bazar, el de frutas si era bonito, compramos un libro (EL Tigre Blanco que da la visión del lado pobre de la India) y más que nada paseamos. De hecho la ciudad era tan poco inspiradora, y el bus salía tan pronto que cenamos en la habita viendo Spiderman III.

Tuvimos bastante coña de nuevo, al haber llegado el día anterior a las 3 de la mañana, el check out era a esa hora del día siguiente. Pagamos una noche y dormimos 2 medias, a las 5 de la mañana y saltando por las cabezas de diez indios, que siempre duermen en el suelo de la recepción, salimos para coger nuestro bus.

India: Mysore

4 Comentarios sobre “Mysore”

  1. Katia dice:

    Y te has llevado la laca de uñas rojas- sin duda, esencial para el quit de supervivencia para la vuelta al mundo. espero veros 😛 besos, katia

  2. Fer dice:

    Hemos visto tu mail y nosotros legamos el 10 de abril pero no tenemos el plan de lo que haremos por ahi con lo que venos contando de cuando llegues que sabras mejor que hacer para vernos!

    un abrazo, nos vemos pronto!

  3. pedro dice:

    Helena a mí me gutas más sonrriendo.Tu madre notiene ni idea

  4. Fer dice:

    jajajaja, eso la dije yo!
    Elena se escribe sin h! jajajajaja!
    Cuando nos visitas??please please please
    un besazo grande!

Comentar